Unter resiste el cierre de anexos en las cárceles



El gremio docente Unter presentó reclamos ante el Ministerio de Educación y diversas instituciones por el cierre de los anexos secundarios en los penales, que según se anunció oficialmente se transformarán en Centros Educativos para Jóvenes y Adultos (Cepja).

En Viedma, la secretaria general de la seccional, María Clara Busso, informó que docentes del Penal 1 elaboraron notas que distribuyeron ante las autoridades de la cartera, integrantes del Consejo Provincial de Educación, jueces, el obispo Miguel Laxague –quien ha marcado falencias en las cárceles–, entre otros, para exigir la revisión de la medida.

Según manifestó, se eliminarán más de 270 horas cátedra, distribuidas en 7 cursos que implican trabajo para cerca de 30 docentes.

En tanto, la Comisión Directiva de la seccional Roca Fiske Menuco, que conduce Cecilia Altamirano, se sumó al reclamo y expresó “la fuerte preocupación” por la intención gubernamental de impulsar cierres de divisiones en los anexos que funcionan en las unidades penitenciarias “afectando de este modo el derecho a la educación a uno de los destinatarios más vulnerables de la población escolar de la Provincia; es decir a las personas en situación de encierro”.

Agregó que “lo más lamentable son los cambios laborales que pretenden establecer mediante la adopción del denominado Programa Cepja en contexto de encierro el cual se traduce en desmejorar la condición laboral docente al modificar la designación en Asambleas Públicas tal cual establece la normativa vigente por designaciones discrecionales y en carácter condicional”.

Destacaron que “la acción responde a una definición claramente de ajuste educativo, desconociendo la realidad especifica de una modalidad abandonada por el Ministerio de Educación, la cual se sostiene exclusivamente por el trabajo silencioso de los docentes”.

En Viedma, los docentes juntaron firmas en una decena de notas que presentaron ante diferentes referentes y autoridades para pedir la marcha atrás de la determinación.

Sostuvieron que se trata de una “medida de ajuste y achique a nivel provincial ya que sucedería lo mismo con otras escuelas intramuros provinciales y en el futuro se extendería hacia los federales”.

Además, expresaron la “oposición absoluta” a lo resuelto. Busso destacó que la metodología que se pretende implementar es de carácter semipresencial, que no brinda los resultados esperados y que además reduce fuertemente la carga horaria y la cantidad de cargos docentes. En Viedma funcionan Cepja en El Cóndor y en el barrio Mi Bandera, sin embargo la dirigente sindical consideró que en el caso del Penal la implementación será más dificultosa.

archivo

Educación “más personalizada”

El gobierno explicó que “teniendo en cuenta las características de los estudiantes privados de su libertad, se desprende la necesidad de incorporar una oferta educativa con un enfoque centrado en el estudiante”. Los docentes interesados podrán inscribirse en las Sedes Supervisivas hasta el viernes 30, para los cinco penales provinciales.


Comentarios


Unter resiste el cierre de anexos en las cárceles