Vaca Muerta: pese a la crisis, Neuquén sumó una nueva concesión hidrocarburífera

Se trata del bloque Los Toldos 2 Oeste que fue concesionado a ExxonMobil. La firma presentó un plan que inicia con tres pozos pero llega a las 44 perforaciones.




La petrolera norteamericana apuesta a ampliar su presencia en Vaca Muerta con una nueva concesión.

La petrolera norteamericana apuesta a ampliar su presencia en Vaca Muerta con una nueva concesión.

A pesar del impacto que está teniendo en la industria petrolera internacional y local la crisis abierta por el coronavirus, Vaca Muerta sumó hoy una nueva concesión para su explotación alcanzando un total de 39 concesiones desde su puesta en marcha.

La nueva concesión que otorgó el gobierno de la provincia de Neuquén corresponde al área Los Toldos Oeste 2 que será operada por ExxonMobil. La firma norteamericana tendrá una participación del 90% en el bloque, en tanto que la estatal Gas y Petróleo del Neuquén (GyP) será su socia con el 10% restante.

Se trata de una señal clara que habla del potencial de la formación neuquina y del interés vigente por Vaca Muerta”, aseguró el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, quien destacó que esta nueva concesión reafirma el potencial de la Cuenca Neuquina, los recursos no convencionales de Vaca Muerta. Y remarcó que se da “producto de la seguridad jurídica y económica con la que se trabaja en la provincia y que genera confianza y certeza en los inversores que eligen a Neuquén para desarrollar sus proyectos”.

El bloque Los Toldos 2 Oeste es un área pequeña, de 77,7 kilómetros cuadrados de superficie, ubicado en la ventana de producción de petróleo volátil de Vaca Muerta y el titular es GyP.

Desde ExxonMobil se aportarán a la provincia 750.000 dólares en concepto de Responsabilidad Social Empresaria (RSE), más un Bono de Extensión de Área que en principio significarán 15 millones de dólares, monto que se verá incrementado, en los próximos tres años.

La firma tiene sus activos en la zona norte de Vaca Muerta en donde ya inició el desarrollo masivo de Bajo del Choique - La Invernada.

La operadora presentó un plan de desarrollo del bloque que contempla que en su fase piloto de cuatro años se se perforará un pozo a la formación Tordillo para evaluación estratigráfica y definición de posibles horizontes para perforación horizontal (perfiles y testigos laterales); además de la perforación y terminación de dos pozos de rama horizontal mínima de 1.200 metros, y de 250 metros de espaciamiento entre pozos y que requerirán 20 etapas de fractura cada uno.

En estos años de trabajo piloto la firma también se comprometió a la construcción de instalaciones de superficie para la evacuación de la producción del área y a la realización y estudio de la sísmica 3D.

Ya en la etapa de desarrollo del bloque la firma realizará 44 pozos con ramas laterales de 3000 metros y 50 etapas de fractura, siempre condicionados a los resultados que arroje la fase piloto.

Esta área se suma a la carpeta de activos que ExxonMobil posee en Neuquén, en donde ya opera otras 4 áreas de Vaca Muerta con una superficie total de 908 kilómetros cuadrados.

Precisamente la firma hace eje en la zona norte de Vaca Muerta, un área con amplio potencial en la producción de petróleo en donde poseen los bloques Bajo del Choique-La Invernada en la fase de desarrollo masivo, Los Toldos I Sur, Pampa de las Yeguas I y Loma del Molle.

Neuquén alcanza con esta las 39 concesiones para la explotación no convencional que abarcan una superficie de 8.850 kilómetros cuadrados, es decir el 29,5% de la superficie todal de Vaca Muerta.

Los planes de inversión presentados por las empresas alcanzan los 8.418 millones de dólares y la perforación de 574 pozos en los años de fase piloto. En tanto que en los planes eventuales para el desarrollo masivo las inversiones podrían alcanzar los 181.494 millones de dólares y la perforación de 12.959 pozos.


Comentarios


Vaca Muerta: pese a la crisis, Neuquén sumó una nueva concesión hidrocarburífera