Varias “letras muertas” en los códigos de faltas del Alto Valle

Cipolletti, Catriel y Fernández Oro tienen normas similares para las contravenciones, pero varias reglas no se aplican. Estacionar a menos de 50 cm de otro vehículo, no tener limpiaparabrisas y circular marcha atrás, algunas de las infracciones no controladas.



#

Estacionar sin respetar la distancia mínima tiene precio, pero nadie lo paga. La multa mínima prevista es de 450 pesos.

Calle Yrigoyen, entre Villegas y Belgrano, en pleno centro de Cipolletti. Un Corsa estaciona a escasos centímetros de un Ford Fiesta. Es difícil calcular, pero todo indica que la distancia es menor a los 50 centímetros que el Código de Faltas local estipula como una multa contravencional. La fija el artículo 204, que dice que estacionar a menos de medio metro de distancia de otro vehículo puede ser reprimido con una multa que va de los 30 SAM a los 1200 SAM. Cada SAM equivale al precio de un litro de nafta súper, que ronda los 15 pesos. Es decir que la multa puede ir de 450 a 18 mil pesos. La norma no sólo está vigente en el Código cipoleño, también se replica en el de Fernández Oro y en el del Catriel.

El cipoleño y el orense son idénticos, incluso hasta en la sanción. El de la ciudad petrolera difiere en la multa que llega a 1160 SAM, pero en la normativa es similar.

“Estacionar un vehículo sin dejar un espacio libre de cincuenta (50) centímetros respecto de los vehículos que se hallaren delante o detrás, o de cada uno de los costados en los lugares donde el estacionamiento estuviere reglamentado en baterías de cuarenta y cinco grados (45º), o no dejar un espacio libre de treinta centímetros (0,30 mts.) entre el vehículo y el cordón de la acera, o no dejarlo frenado, se reprimirá”, repiten los tres códigos.

Con algunas reformas, la mayoría de los códigos contravencionales de las ciudades del Alto Valle Oeste tienen una serie de infracciones muy complejas de fiscalizar y que no tienen precedente en el corto plazo de registro de infracción. En ninguna de las tres ciudades hay registros en los últimos años de una contravención por esta normativa.

Hay más: tampoco está exento de sanción quien tuviere un auto con problemas en los parabrisas. Uno de los artículos anuncia que “carecer de parabrisas, limpiaparabrisas, o funcionar éste defectuosamente, colocar objetos o elementos que de alguna manera dificulten la visión a través del parabrisas o del vidrio trasero o de los vidrios laterales del vehículo”, será sancionado con la misma escala punitiva. En el mismo sentido, es irregular no tener una bocina reglamentaria y espejo retroscópico. En los tres códigos el artículo es idéntico.

Otro artículo que necesita una gran precisión para poder sancionar es el artículo 195 en la normativa catrielense: “Circular marcha atrás en forma indebida o hacerlo en un trayecto superior a los doce (12) metros. En la ciudad petrolera la multa podría alcanzar los 17.400 pesos, mientras que en Cipolletti y Oro 18 mil. En el centro cipoleño esta conducta se ve con mucha frecuencia por la falta de estacionamiento que hay, lo que es difícil de determinar es la cantidad de metros. Ninguno de los tres códigos establece a qué se refiere cuando sostiene “forma indebida”. Similar es el artículo que sostiene que “tomar la derecha de la calzada a distancia menor de treinta (30) metros de la bocacalle para iniciar la maniobra de giro hacia el mismo lado, se reprimirá”. Entre otras normativas, no se puede conducir con una sola mano, o separar ambos volantes, o llevar niños adelante.

“No dejar un espacio libre de treinta centímetros (0,30 mts.) entre el vehículo y el cordón de la acera, o no dejarlo frenado, se reprimirá”.

Códigos de faltas

de las tres ciudades.

Menos de medio metro

“Buenas costumbres”

Los tres Códigos que fueron confeccionados en la década de los 90 tienen un apartado bastante particular sobre la “Moral y las Buenas Costumbres” que determina entre otras cosas qué conductas son definidas como contravenciones en el ámbito público. Entre ellas escribir con errores de ortografía, no traducir palabras en otros idiomas, términos ofensivos para una religión, país, sociedad o personaje nacional o internacional, etcétera. Los tres estatutos contravencionales tienen la misma legislación al respecto.

Datos

“No dejar un espacio libre de treinta centímetros (0,30 mts.) entre el vehículo y el cordón de la acera, o no dejarlo frenado, se reprimirá”.
$ 18.000
Podría llegar a pagar un vecino del Alto Valle Oeste si llega al máximo de sanciones previsto por estacionar “pegado”.

Comentarios


Varias “letras muertas” en los códigos de faltas del Alto Valle