Vergonzoso récord



#

<b>Unos 300 barras viajaron al Mundial.</b>

La eliminación del equipo de Diego Maradona no fue la única mala noticia que dejó la incursión argentina en Sudáfrica 2010: es que fue el único país del que se deportaron hinchas y con la exclusividad de la violencia extrema entre sus hinchas, con la muerte de un “barra” (Luis Forlenza, de Boca) incluida.

El traslado a África del problema de la violencia en el fútbol argentino, con el viaje de cientos de “barras”, dejó así un saldo de un muerto y varios deportados.

“Sudáfrica deportó 28 argentinos. No se deportaron hinchas de otros países”, declaró a la agencia DPA el portavoz de la policía sudafricana, Vishnu Naidoo.

De acuerdo a las cifras del Ministerio del Interior sudafricano, se le negó además el ingreso a un “hooligan” inglés.


Comentarios


Vergonzoso récord