Verónica Hernández: “Quiero ser jueza de toda mi provincia, no de una circunscripción”

La magistrada civil es una de las nueve postulantes al STJ. Dijo que la igualdad entre los rionegrinos debería estar por encima de la procedencia regional.

La presentación habitual y repetida desde fines de mayo dice que Verónica Hernández es la única roquense en carrera para el STJ. Pero la titular del Juzgado Civil 9 elige otra presentación: ella dice que es una profesional rionegrina, que quiere formar parte del máximo tribunal de la Justicia de su provincia.

Con esa sutil pero importante diferencia empieza la entrevista con RÍO NEGRO, pocos días antes de la reunión del Consejo de la Magistratura que definirá los reemplazos de los jueces Adriana Zaratiegui y Enrique Mansilla.

P: ¿Cuándo decidió su postulación?

R: Mi motivación surge de una iniciativa del Colegio de Abogados. Ellos asumieron la postura, pidiendo que una mujer esté reemplazando a una mujer y también priorizando la idoneidad, que es bandera del Colegio. Me trasladaron esa inquietud, me movilizaron y decidí presentarme.

Hernández era vicepresidenta del Colegio de Abogados General Roca cuando la seleccionaron como jueza, hace cinco años. Antes ejerció la profesión durante 20 años y esa trayectoria “en la calle, en toda la provincia e incluso en Neuquén” es una de sus principales cartas de presentación.

“Soy de Roca y el estudio en el que trabajaba tiene sede en esta ciudad. Pero me tocó andar por todos lados. Viví en Cinco Saltos, litigué en la Cuarta Circunscripción, en el Valle Medio… conozco cada rincón de la provincia. Más allá de ser ciudadana de Roca, soy principalmente ciudadana de Río Negro”, enfatizó.

Su currículum dice que tiene una especialización en derechos humanos y constitucional de la Universidad de Bolonia; una especialización en derecho procesal civil, una diplomatura en argumentación jurídica y que actualmente cursa una especialización en derechos fundamentales en la Universidad de Bolonia.

P: ¿Cree que se le está dando más importancia a la procedencia que a la idoneidad?

R: Yo quiero ser jueza de toda mi provincia. No quiero ser jueza de la Segunda Circunscripción. Partimos de la igualdad entre todos los ciudadanos rionegrinos. Yo quiero una Justicia de excelencia para toda la provincia.

P: A pesar de eso… ¿si sale una mujer tiene que ingresar una mujer?

R: Sé lo que es el techo de cristal y de la dificultad que tiene la mujer para llegar a cargos jerárquicos. Y sé que hay mujeres que tienen la idoneidad para estos cargos, con las más altas responsabilidades.

P: ¿Cómo ve el servicio de justicia?

R: Estuve 20 años afuera y cambió mucho. En su momento fui muy crítica sobre las cosas que se podían cambiar. Entré al Poder Judicial sabiendo lo que necesitaba el justiciable, el abogado. Entonces he tratado de dar mi mayor esfuerzo para que el servicio de justicia sea de excelencia. Eso es lo que transmito a mi equipo de trabajo, que es excelente y demostró capacidad para revertir situaciones muy complejas por demoras en las respuestas a los ciudadanos.

P: ¿La Justicia rionegrina necesita un recambio generacional?     

R: No lo veo mal al STJ. Ha evolucionado mucho, demuestra tener ganas de ir por más. Se ha puesto al hombro la reforma judicial, con cambios muy importantes en todos los fueros. Me parece que todo eso necesita una continuidad, puliendo las cosas que salieron mal -algo lógico cuando todo es nuevo- y poniendo en marcha más cambios. A nosotros nos han dado mucha participación en la reforma. Río Negro tiene un Código Procesal Civil de excelencia, que ha sido modelo para otras provincias, pero se necesita seguir actualizándolo y tenemos que avanzar para que la Justicia no se pare, ni siquiera por un contexto tan especial como el que impone la pandemia.

P: ¿Qué piensa sobre el Impuesto a las Ganancias? ¿Deberían empezar a pagar todos los magistrados y funcionarios con ingresos que superan la base imponible?

R: Yo hablo del Poder Judicial como uno de los tres poderes del Estado, independiente. Cada uno tiene sus funciones. Y esa decisión es algo que le compete al Poder Legislativo. Si los legisladores evalúan y tiene que ser así, nosotros vamos a ser fieles cumplidores y vamos a observar el cumplimiento de la norma. Soy una defensora del estado de derecho. Los tres poderes tenemos que controlarnos y hacer que las cosas funcionen, para el bien común.

P: Hablando de eso… ¿alguna vez notó que el Poder Judicial de Río Negro tenía amenazada la independencia?

R: A mí particularmente, nunca me pasó de tener algún tipo de presión. Siempre pude actuar libremente. Y en esta candidatura que yo encaro, es fundamental el diálogo. Apunto a una Justicia de excelencia para todos los rionegrinos, con igualdad. Y en esto me parece fundamental el diálogo entre mis pares, jueces y abogados, con el resto de los poderes, y con la ciudadanía. Nosotros no podemos abstraernos.

P: Siguiendo eso que dice, muchas veces se debate si a estos cargos deben llegar experimentados académicos o juristas, o bien aquellos que tienen idoneidad, pero también sensibilidad sobre lo que está pasando en las comunidades que integran. ¿Qué opina?

R: Creo que toda la experiencia me ha dado esa sensibilidad. En el Poder Judicial he afrontado un amplio abanico de situaciones. Hablamos mucho de la igualdad, pero no todos los iguales están en la misma situación. Yo entiendo al Poder Judicial como lo es: un poder del Estado, pero que no debe ejercerse sobre los demás, sino por y para los demás.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Verónica Hernández: “Quiero ser jueza de toda mi provincia, no de una circunscripción”