Viedma mejora la detección de chicos desnutridos

El municipio realizó un operativo de control en barrios de la ciudad.



VIEDMA (AV)- Casi un centenar de niños desnutridos, fueron detectados por personal municipal afectado a los Centros Educativos Comunitarios Infantiles. La campaña fue lanzada para incorporarlos a esas instituciones con el objeto de que tengan un refuerzo alimentario.

La población infantil alcanzará para este año en esos centros a un total de 372 y sobre ese total se percibió que hay 81 niños -entre cero y cuatro años- que tienen problema de esa naturaleza. El año pasado se atendió a un total de 328 niños provenientes de hogares humildes.

El operativo de detección se realizó sobre los barrios viedmenses donde el principal centro de referencia lo constituyen esas instituciones municipales.

Según el control nutricional, en los barrios Lavalle y Mi Bandera se verificaron 47 casos con bajo peso, 21 niños en Zatti, cinco en Sargento Cabral y ocho en los complejos Guido e Inalauquen.

Las autoridades capitalinas decidieron modificar los criterios de ingreso a esos centros como consecuencia de esta situación, por lo tanto se otorgó prioridad para aquellos niños con diagnóstico de bajo peso, hijos de madres beneficiarias del Plan Nacional de Inclusión Social Jefas y Jefes de Hogar, de madres adolescentes e hijos de desocupados.

También se le dará cabida, principalmente, a niños de familias en las que uno o más de sus integrantes presenten alguna situación de desnutrición o vulnerabilidad asociada como por ejemplo discapacidad o necesidades especiales, niños de familias que sean asistidos por algún programa de promoción familiar de la provincia o del municipio.

La selección surgió como resultado de una acció coordinada entre la comuna, el Ministerio de Salud y el personal de los CECI.

La secretaria de Desarrollo Social y Comunitario, Mercedes Querejeta, explicó a "Río Negro" que como trabajo previo se concretó una serie de capacitaciones sobre el personal de esas instituciones con el propósito de que recorran casa por casa buscando este tipo de casos".

Indicó que como basamento se utilizaron las estadísticas del hospital Zatti para determinar los casos de problemas de alimentación.

La funcionaria señaló que con este análisis personalizado se está ofreciendo a los niños un suplemento alimentario aportado por el Programa Materno Infantil de la provincia de Río Negro. Estimó como imperiosa esta tarde porque "si no resolvemos un problema de desnutrición en la primer etapa de crecimiento, después los casos se tornan irreversibles para la salud de las personas".

En la actualidad, las autoridades hospitalarias pudieron incluir bajo programa de alimentación a un total de 185 niños desnutridos. Por otra parte, Querejeta destacó que con esto la matrícula creció y para evitar que queden niños afuera se llegó a un acuerdo con el Consejo Provincial de Educación a fin de que pueda extenderse el horario de servicio durante la tarde. Resaltó que "así pudimos descomprimir ya que de aquí en adelante, con horas cátedra y docentes, se pueden conformar salas de atención de niños entre uno y cuatro años, sin que haya problemas".

Nota asociada: Esperan tormentas en el Valle y nieve en la cordillera  


Comentarios


Viedma mejora la detección de chicos desnutridos