“Viernes negro” en Italia por una dura huelga nacional del transporte

Es la primera de esta magnitud en 25 años en reclamo de más presupuesto



#

Según diferentes fuentes, el acatamiento a la medida fue de entre un 80 y un 90%.

ROMA (AFP).- Italia vivió un verdadero “viernes negro” por la huelga nacional de transporte que cumplieron los trabajadores de trenes, metro, colectivos, aviones, barcos y hasta autopistas.

Por primera vez en 25 años, todos los sectores de transporte dejaron de trabajar paralizando la península para protestar contra la falta de recursos otorgados en el presupuesto 2008.

“Italia se paralizó”, anunció el noticiero de televisión.

Según estaciones de los sindicatos, cerca del 80% de los trabajadores del sector adhirieron a la protesta organizada por las cuatro mayores centrales sindicales del país.

“El gobierno no puede encerrarse en su torre de marfil. Hay que retomar de inmediato las negociaciones para llegar a un acuerdo antes de que los presupuestos se aprueben definitivamente”, reclamó el secretario general del sindicato Fit Cisl, Claudio Claudiani.

Casi ningún autobús, tren o metro circuló, los barcos y ferrys que garantizan las comunicaciones con las islas permanecieron atados a los muelles y unos 450 vuelos fueron anulados en Roma y Milán a raíz de la huelga.

Hasta los empleados de las empresas funerarias, de los servicios de rescate y de socorro vehicular en las autopistas participaron en el movimiento.

En Roma, más de 266 vuelos, algunos de ellos con conexiones internacionales, fueron anulados a la salida o a la llegada del aeropuerto de Roma-Fiumicino, según datos de la oficina de información del aeropuerto.

En el aeropuerto de Milán-Malpensa, 205 vuelos fueron anulados.

En total, 14 sectores de transporte estaban paralizados, según horarios que varían en función del tipo de transporte o de las ciudades, lo cual permitía asegurar al menos un servicio mínimo en las horas de mayor movimiento.

La huelga creó fuertes perturbaciones en las carreteras.

Los sindicatos estiman que los recursos previstos para los transportes en el presupuesto 2008, que debe ser votado antes de fin de año, no son suficientes, y reclaman una mayor participación del Estado en las crisis que afectan a la aerolínea Alitalia y a la compañía nacional de ferrocarriles. El sector del transporte pide financiaciones por 500 millones de euros, mientras el gobierno ha programado sólo 50 millones, según el diario “La Repubblica”.


Comentarios


"Viernes negro" en Italia por una dura huelga nacional del transporte