Violencia en Río de Janeiro



RÍO DE JANEIRO.- La ciudad brasileña de Río de Janeiro volvió a vivir ayer una madrugada de violencia, a raíz de enfrentamientos entre fuerzas policiales y participantes en una protesta que se inició en la zona céntrica de la ciudad y terminó en el palacio de la gobernación del estado, en el barrio Laranjeiras. Según las autoridades, un policía y un reportero resultaron heridos por piedras lanzadas por manifestantes, y dos participantes de la protesta fueron detenidos. Organizaciones de derechos humanos informaron a su vez que varios activistas debieron recibir atención médica debido a las bombas de gas lacrimógeno y spray pimienta lanzados por los agentes. La manifestación reunió a estudiantes que demandan una investigación completa sobre el sistema de transporte público de la ciudad y a maestros que piden reajustes de salarios y mejores condiciones de trabajo, y se inició en forma pacífica en la zona céntrica de Río. Por la noche, los estimados 300 manifestantes se desplazaron hacia el Palacio Guanabara, la sede de la gobernación, donde se produjo el enfrentamiento entre agentes, que acusaron los activistas de atacarlos con piedras y bombas artesanales y de destruir agencias bancarias y paradas de autobús. En una nota oficial divulgada ayer, el gobernador Sergio Cabral acusó a los maestros en huelga de intentar ocupar el Palacio Guanabara. (DPA)


Comentarios


Violencia en Río de Janeiro