«Voluntarios de Roca», el grupo que tracciona la solidaridad en los barrios

El grupo “Voluntarios de General Roca” nació hace cinco años en el hospital local y pronto se expandió a toda la ciudad. En tiempos de pandemia se volvieron un pilar fundamental para las familias carenciadas.





La necesidad molesta, duele, sensibiliza. Para los integrantes de “Voluntarios de General Roca” no hay anestésico que aplaque las sensaciones generadas ante los pedidos de ayuda que reciben a diario. La falta de alimento y vestimenta son quizás las principales carencias de muchas familias de la ciudad a las cuales desinteresadamente tratan de dar una mano.

El grupo nació hace cinco años por iniciativa de Leticia Gavilán, una secretaría del hospital Francisco López Lima. La necesidad de acondicionar el espacio común del nosocomio dotó de un envión a varios trabajadores.

“La idea surge de hacer la limpieza en algunos patios y del espacio en el que nos desarrollamos. Veíamos cómo los familiares no tenían un lugar cálido para estar y decidimos ayudar”, comentó Gavilán.

Leticia y Laura son dos de las integrantes más activas.

El primer año y medio se realizaron acciones solamente en el predio del hospital. Pero pronto el contagio solidario se propagó hacia el resto de la ciudad. “Decidimos hacer limpiezas en el río, algunas escuelas y plazas. La idea fue invitar a realizar actividades que comprometan y ayuden a sostener valores”, añadió la mujer.

La época de mayor necesidad fue en los meses de restricciones de la pandemia. Los comedores cerrados fueron un cachetazo para las familias que encontraban en esos lugares un refugio temporal ante la dura realidad.

Te das cuenta que si tienen ganas de salir adelante, pero a veces no tienen los recursos. Tratamos de darles una vía.

Leticia Gavilán, coordinadora de «Voluntarios de Gral. Roca»

“El aumento de pedidos porque no tenían para darle de comer a los chicos se notó”, comentó Natalia Arouxet, una ingeniera agrónoma que se sumó al grupo luego de la nevada que azotó a la Norpatagonia en junio del año pasado. En aquel momento se realizó una gran colecta y repartición de leña en hogares.

La ayuda es a pulmón y a veces no se puede responder con la celeridad deseada, producto también de la falta de movilidad. Se trata de buscar alternativas continuamente, incluso pidiendo a los solicitantes que puedan acercarse personalmente a recibir los materiales. “Tratamos de llevar un compromiso de quien necesita ayuda. Es una forma de colaborar de la persona y no esperar a que le llevemos siempre”, expresó Natalia .

Los que primordialmente se necesita es ropa y alimentos.

La organización ya está camino a formalizarse en los papeles. La semana pasada se realizó la entrega de documentación a provincia para solicitar la personería jurídica. Esto representa un gran paso para iniciar futuros proyectos, como la creación de un banco de alimentos.

Este banco permitiría recepcionar productos próximos a vencerse que los privados no pueden vender y se repartiría a quien lo requiera. El gran punto a favor de este ente es la rapidez con la que se podría dar respuesta ante la demanda creciente.

También se pretenda dar un empujón hacia la concientización, a través de labores ecológicas y de embellecimiento de los espacios verdes.

El voluntariado se reúne todos los viernes a las 18 en el monumento a la Manzana, para ser un centro de escucha y en busca de nuevas manos solidarias. Para donativos o asistencia, contactarse a Facebook e Instagram “Voluntarios General Roca” o por WhatsApp al (298) 4767563.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
«Voluntarios de Roca», el grupo que tracciona la solidaridad en los barrios