Volvió el refrigerio escolar a las aulas de Río Negro

Los alumnos de las escuelas públicas de la provincia comenzaron a recibir una infusión y alimentos en sus bancos, con tazas que cada uno debe llevar. En Bariloche la modalidad empezará la semana que viene por problemas de logística.

Los alumnos de las escuelas de Río Negro comenzaron a recibir esta semana el refrigerio escolar en las aulas, con un protocolo especial habilitado por el Ministerio de Salud para que unos 184.000 chicos de todos los niveles puedan tomar una colación en el horario escolar.

Con las nuevas reglas, por medidas preventivas respecto de la manipulación de los alimentos y elementos personales, se dispuso que los chicos reciban la colación en el aula, sentado en su banco, donde se respeta la distancia reglamentaria de 1,5 metros, y con productos envasados que puede manipular de manera individual.

Los alumnos podrán recibir té, mate cocido, leche, arroz con leche, cereales, lácteos, pan con queso y dulce, entre otros productos que el personal de apoyo entrega directamente en los bancos, y los alumnos deben llevar su propia taza e individual o mantel pequeño para cubrir la mesa.

Fue un pedido generalizado de toda la comunidad educativa, de los docentes y los estudiantes y a penas pudimos organizar los protocolos lo autorizamos”, dijo a RÍO NEGRO Adrián Carrizo, secretario de Educación provincial.

El gremio Unter llevó el reclamo por el refrigerio escolar a varias reuniones con las autoridades en los últimos meses. Los docentes señalaban una necesidad por la falta de alimentación de muchos chicos que llegaban a las escuelas “sin nada en la panza”.

Sin embargo, la operatoria no comenzó en todas las ciudades. Esta semana se inició en escuelas de Alto Valle, Valle Medio, El Bolsón, Viedma y Región Sur. En Bariloche se espera comenzar a ofrecer el refrigerio la próxima semana debido a una demora por logística debido a que el proveedor que se adjudicó la licitación es un mayorista de General Roca que debe coordinar la entrega de los productos para la ciudad andina, según indicó Carrizo.

El funcionario precisó que el protocolo para refrigerio y comedores escolares fue habilitado por Salud Pública y el Consejo de Educación emitió la semana pasada la resolución 3822 que lo aprueba.

La resolución ministerial reconoce como una de las funciones del Consejo de Educación “garantizar el funcionamiento de comedores escolares, promoviendo una alimentación saludable y segura de los estudiantes”.

Por ahora solo se garantiza el regreso del refrigerio. Los comedores escolares no se pondrán en funcionamiento excepto en escuelas hogares y residencias. Educación argumenta que se instrumentó la tarjeta Nutre para todas las familias con niños escolarizados que recibían una comida en la escuela por lo que estaría cubierto el faltante del comedor.

Carrizo puntualizó que se invertirán hasta fin de año 702 millones de pesos en la adquisición de insumos para el refrigerio en todas las escuelas públicas (184.000) y de gestión social (4.000) en niveles inicial, primario, secundario y nocturnas y centros infantiles que dependen del Ministerio de Educación.

A esto se suman unos 350 millones de pesos de la tarjeta Nutre y 300 millones de pesos que se destinan para la compra de módulos frescos, que consiste en la entrega de frutas, verduras, miel y nueces para los alumnos que tenían comedor en la escuela, cuya entrega comenzó en mayo y se concreta una vez por mes.


Escuelas privadas, cada una con su plan


La resolución del Consejo de Educación que autoriza el refrigerio y comedores escolares también rige para las escuelas privadas y por eso cada establecimiento comenzó a definir esta semana cómo realizará la operatoria.

Adrián Carrizo, secretario de Educación, dijo que “si el espacio garantiza distanciamiento y se cumplen los protocolos pueden habilitar los comedores” en las escuelas privadas.

En Bariloche, la mayoría de las escuelas privadas tienen jornada doble y servicio de comedor en la escuela, que hasta el momento se encontraba suspendido. Esta situación alteró la organización familiar y obligaba a los padres a retirar a sus hijos por una hora para darles de comer en sus hogares y volvían a la escuela para la segunda etapa del día.


Comentarios


Volvió el refrigerio escolar a las aulas de Río Negro