Video: De la laguna congelada donde rebotan las piedras a la burbuja de hielo, la recorrida de un fotógrafo por su pueblo de la Patagonia, el más frío del país

En la Región Sur de Río Negro, donde se han registrado temperaturas más bajas que en la Antártida, el fotógrafo Alfredo Ristol filmó a 32 km de Maquinchao la impactante secuencia de las piedras arrojadas desde el muelle que no logran quebrar la capa de hielo en esta maravilla que invita a ser descubierta y donde también se congelan las burbujas.

Congelada. La laguna Ñe Luan, a 32 km de Maquinchao en la Región Sur de Río Negro. Fotos: Alfredo Ristol.

Alfredo Ristol sabe cómo mostrar la belleza extrema de su tierra, Maquinchao, el pueblo más frío del país. Aquí, en la Región Sur de Río Negro, donde se han registrado temperaturas más bajas que en la Antártida, filmó dos años atrás un maravilloso video para mostrar cómo se congelaba un burbuja en 30 segundos. Aquel clip de los -14°C del 19 de julio del 2022 que tuvo la generosidad de compartir entonces con Diario Río Negro fue replicado en todo el país y ayer Alberto Weretilneck eligió uno de este invierno cómo símbolo de las gélidas temperaturas de este rincón de la provincia que gobierna. Pero si esa historia fue impactante, la que acaba de captar en la laguna Ñe Luan es tan sorprendente como aquella.


Las piedras rebotan en la laguna congelada a 32 km de Maquinchao

El sábado pasado Alfredo, fotógrafo documental y profesor de fotografía y cine, fue de paseo con su familia a la laguna. Eran las dos de la tarde y la temperatura fluctuaba entre cero grado y -2°C. Había pasado la máquina de Vialidad por la Ruta Provincial 5 y entonces pudieron hacer sin problemas aunque con precaución los 32 km al sur de Maquinchao hasta la Ñe Luan (ojo de guanaco en la voz mapuche).

«Siempre que vengo salgo a hacer fotos y videos. Me gusta hacerlo porque representa el frío que se siente en la Línea Sur«, cuenta Alfredo. En otros viajes lo ha conseguido con copos de nieve o lo que ocurre al lanzar al aire agua hirviendo con un frío extremo o con la mágica burbuja. Esta vez fue el turno de las piedras.

Así captó cómo se congela una burbuja. Foto: Alfredo Ristol.

No se podría decir que fueran de esas chatitas que tientan para ir a hacer patito. Eran, más bien, unos cascotes que imponían respeto. El muelle está a unos tres metros de altura y de ahí volaron hacia arriba para después impactar de lleno en la laguna.

El viento acarrea el hielo hasta la orilla en la laguna Ñe Luan. Fotos: Alfredo Ristol.

La primera piedra, la más grande y pesada, la astilló, pero ni de lejos la perforó. Quedó al costado. La segunda, del tamaño de dos puños, hizo patito y tampoco logró quebrar la capa de hielo. La tercera ya fue en otro plan: arrojarla para que se deslizara sobre la superficie con sonido que parecía de ciencia ficción. Hizo unos 50 metros antes de detener la marcha. Corten.


Capas de hielo tras varias noches de helada en la laguna Ñe Luan

«La laguna Ñe Luan por lo general se congela, en mayor o menor medida dependiendo qué tan fuertes son las heladas y cuántos días duran», explica Alfredo.

«Al momento de ir a grabar ya habían pasado varios días o varias noches de heladas bajo cero, de entre seis, ocho, hasta incluso 10 grados bajo cero. La laguna va congelándose noche tras noche y generando capas y capas de hielo que con el tiempo terminan teniendo un grosor bastante importante», agrega.

Alfredo, que pesa 80 kilos, se paró sobre la laguna y no pasó nada, ni rajaduras ni crujidos. «Creo que es capaz sostener a una persona de 100 kilos. Hasta me parece que se podría patinar. Hay gente que se ha metido, a pesar del riesgo, más allá de la orilla», continúa.

Alfredo Ristol en su tierra, el sur de Río Negro.

Pero no siempre es fácil llegar a la orilla, porque en días de viento, las ráfagas acarrean el hielo hasta la orilla. «Y se forma una costra gigante de hielo que impide pasar», cuenta el fotógrafo.


Misterios de la laguna Ñe Luan

Por si le faltara un detalle a esta maravilla de la Patagonia, un misterio la rodea y es por qué nunca se secó, pese a que han corrido esa amarga suerte otras lagunas vecinas.

«Es una de las lagunas más misteriosas, entre comillas, en el sentido de cuál es su origen -explica Alfredo-. Una de las principales fuentes de alimentación son los arroyos que corren en los campos linderos a través de ramificaciones que tienen todos los campos entre sí. Ahora, en invierno, toda el agua que se mantiene arriba va a parar a la laguna».

Congelada. La laguna Ñe Luan, a 32 km de Maquinchao en la Región Sur de Río Negro. Fotos: Alfredo Ristol.

«Es una de las pocas que sobreviven en la zona -relata el fotógrafo-. El principal misterio es por qué nunca se ha secado del todo, a pesar de que las lagunas vecinas han desaparecido por completo. Muchos dicen que tiene una fuente interna debajo, como que es una vertiente enorme. Muchas veces han crecido creencias sobre esa laguna. A diferencia de Jacobacci, a pesar de que ha bajado de caudal, nunca se ha secado y es uno de los atractivos de la zona».


Cómo llegar a Maquinchao y a la laguna Ñe Luan

Maquinchao es la Capital Provincial de la Lana. Esta sobre la Ruta Nacional 23, a 300 km de Bariloche y 572 de Viedma. Cuenta con una de las estaciones ferroviarias del Tren Patagónico, que une la costa con la montaña atravesando la Región sur de Río Negro. Desde Maquinchao hay que hacer 32 km por la Ruta Provincial 5 hasta la laguna Ñe Luan.

Para ver más fotos y videos: https://www.instagram.com/alfredoristol/


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios