Glamping, turismo de lujo bajo mil estrellas en la Patagonia

Surgida de la fusión de glamour y camping, es una tendencia que crece en el país. Aquí damos una recorrida por opciones cercanas a Villa La Angostura, Bariloche, Villa Pehuenia, San Martín de los Andes y El Bolsón. ¿Cuánto cuesta vivir esta experiencia?





¿Se puede ir de camping y tener confort? Claro que sí, esa es la propuesta que ofrecen los servicios de glamping en la región donde el turista se aloja en tiendas rústicas, mayoritariamente en domos, que cuentan con los servicios de la hotelería tradicional y con bajo impacto ambiental, pero para dormir bajo las estrellas en medio de un bosque o al pie de un río o lago de montaña.

En la cordillera las experiencias de glamping (su término es una fusión de glamour y camping) se multiplicaron en el último tiempo y a nivel país esta tendencia también es importante ya que se pasó de 12 glamping en todo Argentina a 90, en unos pocos años.

En todos los casos los domos o carpas cuentan con sommier, sábanas, mantas eléctricas y todo el confort como si fuese una habitación de hotel. Algunos tienen equipamiento para cocinar aunque se debe preparar la comida en un espacio para ese fin y otros tienen sus propios chef con todo incluido. Hay fogones, sanitarios y duchas con agua caliente todo el día, generalmente compartidos, pero con cuidado estético.



El registro de este boom de glamping lo cuenta Martín Suero, de Glamping Patagonia, un precursor en la actividad que desde Villa La Angostura instaló hace 5 años el primer servicio de glamping en el complejo del hotel Las Ramblas, en Puerto Manzano.

Glamping en Puerto Manzano, Villa La Angostura.

“Es furor, la gente elige cada vez más el turismo responsable y sobre todo en la pospandemia, con bajo impacto en la naturaleza y el disfrute al aire libre”, señaló este emprendedor que desde hace 20 años incursiona en la hotelería con un concepto de bajo impacto ambiental.

Martín viajó por distintos lugares del mundo para vivir la experiencia del glamping y así trajo a la región esta idea que cuenta con los únicos domos transparentes de policarbonato para dormir bajo las estrellas y contemplar el paisaje en toda su magnitud. Además tiene otro espacio en forma de pirámide de vidrio y domos adaptados a las necesidades del huésped.

$ 4.000

pesos es el valor mínimo por persona para dormir en un domo en medio de un entorno natural. El precio llega hasta 145.000 pesos en un paquete de experiencia de tres días con todo incluido y actividades de aventura.

“El glamping es la experiencia de acampar, pero con la comodidad de un hotel, con confort y seguridad”, destacó este emprendedor que cuenta con un espacio de glamping en el mismo predio del hotel con un paisaje imponente de la cordillera y el lago Nahuel Huapi. Esta opción es para parejas, familias con niños mayores de 7 años y grupos. El precio parte de los 15.000 pesos las carpas para dos personas y aceptan Previaje.



En el paraje El Manso, a 90 kilómetros al sur de Bariloche, Frasson Travel desarrolla el Río Manso Camp, una experiencia de glamping de alta gama a orillas del río Manso y rodeado de montañas. “Es una forma de campamento muy confortable en el interior, ofrecemos carpas amplias con sommier king size, todo alfombrado, con un chef que propone gastronomía con sello patagónico donde se priorizan los productos regionales”, detalló Camilo Rolandelli.

Río Manso Camp, a 90 km de Bariloche.

La propuesta para los turistas es con “todo incluido” desde el traslado, el alojamiento, las comidas y bebidas y excursiones (rafting, cabalgata y caminata), por tres días y dos noches, por un valor de 145.000 pesos por persona. El ingreso es los martes y viernes.

Alrededor del fuego, al lado del Manso y con vista 360° en Río Manso Camp.

“La experiencia es vivir unos días rodeado de naturaleza, con una vista de 360°, alejado del casco de la estancia, en un campamento de lujo con capacidad reducida de diez carpas”, graficó Camilo quien destacó que el servicio tiene especial cuidado en la estética.



Mercedes González, del camping Filo Hua Hum, a unos 60 kilómetros de San Martín de los Andes, continúa la tradición familiar junto a sus padres Nora Fernández Beschtedt y José Luis González y al servicio tradicional le sumaron el glamping con la idea de renovar los servicios.

“La gente busca seguir disfrutando de la naturaleza y el aire libre sin perder el encanto y el contacto con la naturaleza y de esa forma buscan un descanso placentero, con la comodidad y confort de tener una cama al borde del lago”, relató esta emprendedora.

El camping Filo Hua Hum, a 60 km de San Martín de los Andes, estrenó opciones de glamping esta temporada.

A su entender los glamping son “para gente en pareja, sin hijos y algo más romántico” y anticipó que el próximo año se sumará un deck en cada carpa, para mejorar la propuesta.

“Decidimos empezar con el glamping en un momento de reinvertir, pero no queríamos las viejas estructuras y salimos a ver nuevos modismos de hotelería en el mundo”,

Martín Suero, Glamping Patagonia- hotel Las Ramblas.

En Villa Pehuenia también hay una opción nueva de glamping que impulsa un grupo de roquenses (Santiago Montero, Leandro Suárez, Tomás Kluck y Martín Ancatén)que se decidieron en incursionar en este producto y habilitaron Elco Domo el 1 de enero con una buena respuesta del público y promoción del 25% de descuento para residentes de la Patagonia (la noche cuesta 4.000 pesos en general y con descuento 3.000 pesos por persona).

“Nuestros domos están a 15 metros de la playa del lago Aluminé e insertos en el bosque respetando el entorno natural y tratando de ser lo menos invasivo posible con la naturaleza”, relató Martín.

Los domos de Villa Pehuenia están a 15 metros de la playa del lago Aluminé. Elco Domo se inauguró este verano.

La propuesta cuenta con tres domos para dos personas y dos familiares de 4/6 personas y 6/8 personas, que en los días de semana funcionan tipo hostel para huéspedes individuales que comparten el espacio para vivir la experiencia del glamping.

“Es un espacio pensado para la tranquilidad, para relajarse y disfrutar del entorno natural, es para los que disfrutan de la montaña y les gusta el camping pero con confort”, detalló Martín, quien remarcó que solo se dedican a este servicio.

En El Bolsón también hay propuesta de glamping en el camping Hue Nain, en la costa del río Azul y a pocos metros del famoso “Paraíso”.

Interior de los domos del camping Hue Nain en El Bolsón. Ya no hay lugar hasta fin de febrero.

La propuesta tiene dos espacios, uno para parejas y otro para cuatro personas, pero la demanda es tan alta para este verano que no hay más disponibilidad para enero y febrero.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Glamping, turismo de lujo bajo mil estrellas en la Patagonia