Weretilneck no es candidato para el Tribunal Electoral

El fallo fue unánime y el oficialismo apelará. El cuerpo electoral consideró que la fórmula es una “unidad” y que el gobernador ya fue reelecto pues fue vice y, luego, titular del Poder Ejecutivo. Su análisis de mandatos “comprende ambos cargos”.



A Weretilneck lo sorprendió el fallo cuando cumplía actividades en el Alto Valle. Anoche ya había regresado a Viedma

El Tribunal Electoral no oficializó la candidatura del gobernador Alberto Weretilneck para un nuevo mandato.

El oficialismo apelará ese fallo en el Superior Tribunal de Justicia con el propósito de la reposición judicial del mandatario en su postulación, que el cuerpo electoral ayer inhabilitó al hacer lugar a las impugnaciones del Frente para la Victoria y Cambiemos.

La resolución del Tribunal fue unánime, con un único fundamento escrito por los tres jueces Sandra Filipuzzi, María Luján Ignazi y Ariel Gallinger.

Su argumento central fue que la fórmula es una unidad, entonces la reelección de Weretilneck se cumple con su primer mandato en la vicegobernación y el actual período gubernamental.

En principio, el TEP se concentra en la parte constitucional de la organización del Ejecutivo, destacando que lo conforman el “gobernador y vicegobernador”, a pesar que el primero “lo ejerce” y el vice es el reemplazante legal, elegidos al mismo tiempo y por igual periodo”.

También resalta que “el constituyente no dudó en establecer idénticas condiciones de elegibilidad, inhabilidades, forma de elección, duración del mandato y su reelección, juramento, inmunidades, ausencias, emolumentos-incompatibilidades”, entre otras. Resalta que el vicegobernador “preside la Legislatura”, pero forma parte del Poder Ejecutivo, agregando que la Constitución lo indica como el “colaborador directo del gobernador”.

Así, el cuerpo comparte con los impugnantes que el binomio gobernador y vice es una “fórmula, a modo de bloque o de unidad, en tanto uno acompaña al otro”.

Con esa postura, el Tribunal inhabilita directamente al gobernador al entender que su nueva postulación se constituiría en un tercer mandato no permitido. Afirma que “si por el principio republicano adoptado en Río Negro la duración del mandato se ha fijado en 4 años (art. 174) y se permite una reelección o sucesión recíproca por un nuevo periodo y por una sola vez (art. 175), solo puede interpretarse que mientras la primera es una regla, que como tal es inderrotable en base a principios y valores, la segunda alternativa” es una “excepción reglada a aquella” y, por ello, “de interpretación restrictiva”.

Reafirma que la mención “de reelección del gobernador y del vicegobernador, por una sola vez” debe “comprender ambos cargos, como lo que es, una fórmula”. Por eso, “no puede compartirse una solución contraria” a la “norma instituida por el constituyente” y permitir que quien fue “vicegobernador y luego gobernador, integrando diferentes fórmulas electorales”, no esté “comprendido en la inhabilidad legalmente impuesta”.

Desacredita el argumento de Juntos que diferencia los mandatos de vice y de gobernador para acceder a otro período. El tribunal resalta que eso pondría “en mejores condiciones” a Weretilneck de un vice reelecto.

Continúa diciendo que si no se lo inhabilitara en su candidatura, por la “prohibición legal para ser elegido, la Justicia estaría autorizando” entonces a “quebrantar la razonabilidad de la norma” y “posibilitaría acceder a un tercer mandato a quien ostenta más antecedentes en la línea gubernamental que un vicegobernador, por haber sido elegido vicegobernador y gobernador sucesivamente y de modo continuo”.

Una parte final se detiene en el análisis de “proscripción” planteada por el fiscal Hernán Trejo en su dictamen favorable. El TEP considera que esta limitación en la participación “mal puede resultar proscriptiva” por “cuanto no conculca el derecho de ser elegido”, “sólo impone una temporal y acotada espera, en aras a la alternancia en el poder y periodicidad en la renovación de autoridades como impronta de la democracia y del sistema republicano de gobierno”.

El derecho pasivo del sufragio (de ser elegido) se encuentra sujeto a la reglamentación que al respecto se imponga” la “norma constitucional de diseño y regulación del poder”, como también, “la legislación que determine la forma de su ejercicio”. Ratifica que “la reelección no es un derecho humano propiamente dicho, ni de los candidatos ni de los votantes”.

“La reelección no es un derecho humano, ni de candidatos ni de votantes, y los jueces electorales deben resguardar la voluntad popular”.

Parte final de la resolución del Tribunal, en su página 32.

“La aplicación mal puede resultar proscriptiva... sólo impone una temporal y acotada espera, en aras a la alternancia en el poder”.

Textual del fallo del Tribunal Electoral, en su página 31, último párrafo.

Números del proceso

48
horas dispone Juntos para apelar al STJ. Ratificó anoche que sumará “argumentos para su habilitación” electoral.
33
páginas comprende el fallo, que resuelve “hacer lugar a las impugnaciones”, y no oficializar la candidatura” de Weretilneck.

Juntos ratificó su marcha para lograr la oficialización

Conmovido, el oficialismo ratificó anoche que continuará “brindando argumentos” en favor de la habilitación. Weretilneck seguirá su marcha, incluso como candidato, aunque hoy, para la Justicia, no lo es.

Juntos confirmó el andar judicial para buscar la oficialización, relativizando el fallo del TEP, pues no agrega “nada novedoso a lo planteado por el FpV”, y confiando en el STJ que, pues ya “en tres oportunidades anteriores ha revocado las decisiones” de ese cuerpo.

Al rechazo lo consideró una “etapa”, cuantificó “uno a favor” (el del Fiscal) y “uno en contra”, y que faltan todavía tres dictámenes y dos fallos en maraña judicial planteada por la oposición”. Resalta que “ no agraviamos ni faltamos el respeto cuando las decisiones son adversas”.

El fallo golpeó fuerte en el oficialismo, hasta ayer eufórico. Weretilneck estuvo en el Alto Valle. Antes de las oficiales notificaciones, en el acto de Cinco Saltos, el mandatario no se sintió bien-con baja presión- y fue atendido por el diputado Sergio Wisky. Anoche, ya había regresado a Viedma.


Comentarios


Weretilneck no es candidato para el Tribunal Electoral