Ya son más de 9 mil los detenidos entre fuerzas federales y provinciales

El Ministerio de Seguridad de la Nación afirmó que el Comando Unificado -que integran las cuatro fuerzas federales de Seguridad y la Policía de la Ciudad- detuvieron 1.054 personas desde el viernes a las 0, cuando entró en vigencia el decreto presidencial.





(Foto: Marcelo Ochoa)

(Foto: Marcelo Ochoa)

Las fuerzas federales de seguridad detuvieron a casi 1.100 personas en todo el país desde que se decretó el aislamiento preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus, y otras 7.100 personas fueron demoradas en los distintos operativos y trasladadas a sus domicilios para que continúen con la cuarentena.


El secretario de Seguridad de la Nación, Eduardo Villalba, confirmó a Télam que ese número no incluye a los aprehendidos por las distintas fuerzas de seguridad de cada una de las provincias, por lo que el número de detenidos y demorados podría duplicarse.

De hecho, según un relevamiento realizado por Télam de acuerdo a datos proporcionados por los gobiernos provinciales, la cantidad de detenidos o aprehendidos por parte de las policías locales alcanza casi a 9.000 personas.

El Ministerio de Seguridad de la Nación afirmó que el Comando Unificado -que integran las cuatro fuerzas federales de Seguridad y la Policía de la Ciudad- detuvieron 1.054 personas desde el viernes a las 0, cuando entró en vigencia el decreto presidencial.

Personal de Gendarmería Nacional detuvo en los distintos operativos realizados en rutas de todo el país a 822 personas; Prefectura Naval a 51 personas; la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) a 9; y la Policía Federal a 4 personas.


Uno de los casos llamativos realizados por la PSA fue el que se se llevó a cabo anoche en el Aeropuerto de Ezeiza, cuando se detuvo a una docente y a su marido jubilado porque se resistían a ser trasladados a un hotel del centro porteño a realizar la cuarentena obligatoria.

Los detenidos, quienes acababan de llegar en un vuelo de la empresa Qatar, se negaron a realizarse los controles, patearon puertas y pretendían desobedecer a los oficiales en la Terminal A del aeropuerto Ministro Pistarini, por lo que finalmente fueron apresados.

En tanto, el Ministerio de Seguridad de la Nación informó que desde el viernes pasado se controlaron 69.186 vehículos, la mayoría de ellos en la región que comprende la Capital Federal y el conurbano, de los cuales se secuestraron 464 porque sus conductores no podían justificar que se hallaran circulando.

La Policía de la Ciudad, que también integra el Comando Unificado, ya detuvo a 168 personas, pero también demoró y notificó a otras 458 para que se retiraran a sus domicilios a continuar con el aislamiento ordenado por el Gobierno Nacional.


Dentro de la ciudad se controlaron a más de 10 mil personas que se hallaban caminando por la calle, se verificaron 7.400 automóviles y casi 1.500 motos, informaron oficialmente.

Villalba aseguró a Télam que la cantidad de detenidos y demorados por las fuerzas de seguridad de cada una de las provincias alcanza "prácticamente un número similar al que manejan las fuerzas federales", es decir, que si tienen en cuenta esas policías, el número superaría las 16.000 personas.

Respecto a los detenidos, el secretario de Seguridad de la Nación afirmó hoy que "hay distintas situaciones, algunas de las personas quedan retenidas varias horas al costado de la ruta esperando el temperamento que siga la Justicia o que ordenen las fiscalías de cada una de las provincias".

"En el caso de que se ordene la detención, se lo lleva a una dependencia policial y se labran las actuaciones, y queda detenido el tiempo que eso lleve, que pueden ser desde seis horas hasta un día", precisó Villalba.


Además, señaló que "si la aprehensión se produjo en otro tipo de situación que configura resistencia a la autoridad o algún otro tipo de cuestión mucho más grave", la persona queda detenida "varios días hasta tanto la causa progrese".

Además, comentó que desde el momento en que se dispusieron las medidas de aislamiento obligatorio, la cartera de Seguridad debió "armar rápidamente todos los dispositivos para el control", mientras existía "una situación de la propia gente que todavía estaba tramitando sus pases y certificados que avalaran su tránsito por la vía pública".

"A partir del mediodía de ese mismo viernes, ya con todos los puestos de control establecidos y el trabajo en conjunto entre todas las fuerzas de seguridad federales, de la Ciudad de Buenos Aires y de las provincias, los controles se intensificaron y tuvimos resultados a partir del sábado", agregó.

Al ser consultado sobre posibles situaciones de tensión social en cuanto a los ciudadanos y las ciudadanas que se ven obligadas a salir de sus casas para trabajar, Villalba consideró que "evidentemente hay un sector cuentapropista, que vive de changas o está en negro, que es el que más va a resentir o sentir el no poder desplazarse", pero aseguró que "el Gobierno va a anunciar hoy algunas medidas respecto a esto para poder reforzar su situación económica".


Sin embargo, dijo que "la hipótesis de situaciones de violencia, saqueos o situaciones críticas, especialmente en el Gran Buenos Aires y en los centros urbanos del interior del país, es una hipótesis más dentro de las previsiones que nosotros hacemos en materia de seguridad".

"Estamos trabajando principalmente junto al gobierno de la provincia de Buenos Aires y del resto de las provincias para prevenir esto y actuar en consecuencia, si esta situación se profundizara", concluyó.


Comentarios


Ya son más de 9 mil los detenidos entre fuerzas federales y provinciales