Diez claves para organizar el teletrabajo

El contexto global y la responsabilidad social nos obliga a quedarnos en nuestros hogares, y el teletrabajo se impone como una nueva costumbre. Diez claves para organizarse bien y poder seguir haciendo nuestras obligaciones desde casa.



El contexto actual nos ofrece la oportunidad de modificar el modelo productivo laboral y nuestra relación con la tecnología.


En tiempos donde se suspenden actividades multitudinarias, la automatización de las tareas se adelantará. En Google, las búsquedas de “Teletrabajo” han aumentado exponencialmente: en Corea del Sur un 900%, un 800% en Japón y un 250% en Italia. El mundo entero está hablando del trabajo remoto. En Argentina y, particularmente en las provincias de Neuquén y Río Negro: ¿estamos preparados para un nuevo salto hacia la digitalización de operaciones manuales?

A modo de prevención para frenar la expansión del “COVID-19”, más empresas les están permitiendo a sus empleados hacer es“Home Office”. Ante esta situación, un importante número de personas trabajan desde sus hogares por primera vez.

El teletrabajo trae el desafío de organizarnos para mantener la productividad. El reto de las próximas semanas puede ser cómo convertirse en comercios y emprendedores multiplataforma. Esto significa generar procesos de comunicación interna y externa donde se complementen distintos canales (digitales y analógicos).

En conclusión, el nuevo panorama global nos invita a examinar los procesos de comunicación y acelera la digitalización de tareas. Es indispensable adoptar una mentalidad de crecimiento hacia el interior de las organizaciones y una serie de medidas que promuevan la confianza y la conexión entre los colaboradores remotos.


Diez buenas prácticas para un teletrabajo en armonía



1.- Establecer acuerdos con familiares: definir horarios de trabajo, de descanso y para el cuidado de niños.

2.- Armar una rutina de trabajo adaptada a las necesidades propias que incluya al menos un momento diario de ejercicio físico y límite de tiempo frente a pantallas.


3.- Definir un espacio físico dentro de la casa para trabajar alejados de tus espacios de descanso. Y poner algo de aislar sonidos.

4.- Asegurarse de contar con un servicio de conexión wifi en óptimo funcionamiento o de cable mínimo de 12 MB de velocidad y 4G en sus celulares como alternativa.

5.- Adquirir el hábito de alistarse como si se fuera al trabajo en oficina. Numerosos estudios confirman que realizar tareas laborales en “pijama” produce una baja en el rendimiento de los trabajadores.

6.- Al trabajar de manera remota, es importante dar cuenta a los supervisores (en caso de tenerlos) de nuestro avance en los proyectos.


7.- Mantener reuniones periódicas con el equipo de trabajo para realizar seguimientos y acordar criterios. Es importante para la motivación del equipo observar que todos están llevando adelante con normalidad sus tareas.

8.- Evitar el uso de Whatsapp para asignar tareas o enviar reportes de rendimiento laboral: como primera instancia, incorporar como hábito el envío de información a través de correo electrónico. Luego, puede optarse por programas en línea de gestión de proyectos como Asana, Trello y Slack (cada una de estas plataformas tiene su versión gratuita).

9.- Poner el celular por momentos en silencio puede fomentar la concentración.

10.- Al finalizar cada jornada, realizar una lista de tareas pendientes para la jornada siguiente, definir prioridades y avanzar con las mismas.

Sofía Alicio.-


Comentarios


Diez claves para organizar el teletrabajo