YPF producirá en Mendoza combustibles más limpios

La empresa puso en marcha una nueva unidad para elaborar un derivado de bioetanol. Podrá expender naftas con mayor octanaje y menor impacto ambiental.




La petrolera de bandera, YPF, completó con éxito la puesta en marcha de una nueva unidad para producir ETBE -derivado del bioetanol- en Mendoza, en línea con los requerimientos de la normativa nacional. Para la obra la firma invirtió unos 21 millones de dólares y empleó a 200 personas de manera directa e indirecta.

La ejecución del proyecto se llevó adelante en plena pandemia en la refinería de YPF ubicada en el Complejo Industrial Lujan de Cuyo. La nueva tecnología permitirá agregar al pool de naftas el ETBE, un componente de alto octanaje que se elabora utilizando como materia prima el bioetanol.

“De esta manera, el Complejo Industrial Luján de Cuyo se pone en línea con los requerimientos impuestos por la Secretaría de Energía de la Nación que exigen el agregado de bioetanol a los combustibles que se comercializan en el territorio nacional”, señalaron desde YPF, a través de un comunicado.

Este producto es considerado una energía renovable y su empleo disminuye la emisión de gases contaminantes a la atmósfera, por lo que este nuevo hito constituye además un gran aporte para disminuir la contaminación ambiental.

Para completar el plan de conversión de la unidad MTBE a ETBE se instaló una nueva planta de oxigenación ORU (Oxigenate Removal Unit) lo que lo convirtió a este proyecto en uno de los más relevantes actualmente en el Complejo.

En otros datos, se ejecutaron 22.000 pulgadas de soldaduras (equivalente a soldar 13 kilómetros de caños de 10 pulgadas). Se utilizaron 130 toneladas de equipos, estructuras y soportes y se demandó un total de 280.000 horas hombre, equivalente a 40 personas trabajando todos los días durante más de dos años con picos de 200 operarios entre planta y talleres.

La obra se ejecutó sin incidentes y fue un desafío su avance en contexto de pandemia. Se conformaron equipos de trabajo en modo teletrabajo y presencial.

Dentro de las empresas que formaron parte del proyecto se destaca el protagonismo de AESA, que tuvo a su cargo el movimiento de suelos y la construcción de la estructura civil principal, gran parte de la ejecución de piping y estructuras, y el cableado, instalación y precomisionado de la instrumentación asociada al Sistema de Control de Regenerante, DCS y ESD.

“También ejecutaron distintos tipos de tareas las empresas Tomio, Marpi, UOP y Honeywell. Cabe destacar que todo el cálculo y el diseño mecánico de los equipos fue desarrollado en la Refinería de Luján de Cuyo y casi la totalidad de equipos necesarios como así también la mano de obra fue provista por empresas locales”, precisaron desde YPF.

La inauguración de la nueva unidad llegó pocos días después de que YPF completará con éxito la modernización y mejora de la eficiencia energética en una de sus plantas de la Refinería de La Plata.


Comentarios


YPF producirá en Mendoza combustibles más limpios