Zancadilla de Nación a Vaca Muerta en la víspera de la visita de Macri

El gobierno publicó ayer la reglamentación para que las petroleras puedan cobrar el adicional por barril, pero volvió a cambiar las reglas y fijó que previamente las provincias deben renunciar al reclamo judicial. Gutiérrez ratificó la demanda entablada y no estará en la visita del presidente.





La compañía utilizó cajuelas para el aprovisionamiento de arena en sus perforaciones y logró alzarse con el récord de fracturas por día que registra Vaca Muerta.

La compañía utilizó cajuelas para el aprovisionamiento de arena en sus perforaciones y logró alzarse con el récord de fracturas por día que registra Vaca Muerta.

El ministerio de Hacienda de la Nación que conduce Hernán Lacunza publicó ayer la Disposición 254/19 que fija el procedimiento para que las productoras de petróleo y biocombustibles puedan percibir el plus que desde el gobierno nacional se les ofreció como forma de ablandar el congelamiento del valor del barril.

Sin embargo la letra chica de la reglamentación contempla una zancadilla para las provincias y en especial para Vaca Muerta, dado que fija que para que las empresas puedan cobrar el plus, el gobierno local debe primero renunciar a las acciones judiciales actuales y a futuro.

El “operativo tenaza” que incorpora la norma fue rápidamente leído desde las petroleras que advirtieron que “lo que buscan es que vayamos a presionar a Provincia para que levante la demanda”.

Pero además, en un sector que viene solicitando estabilidad en las regulaciones, la disposición de ayer representa el tercer cambio de rumbo en menos de 60 días. La primera modificación fue el DNU 566/19 que congeló el barril, luego el decreto 601/19 que fijó el plus bajo la modalidad de un subsidio y ahora esta disposición que introduce más cambios en lo que hace a la continuidad de las demandas judiciales.

La exigibilidad voltea y hace inviable la aplicación del subsidio y demuestra que el DNU 655/19 debe ser derogado inmediatamente para recuperar estabilidad y reglas claras".

Omar Gutiérrez, gobernador de Neuquén.

La medida cayó mal entre las empresas pues no sólo se consideró de mal gusto que se busque el enfrentamiento con una provincia con la que no han tenido problemas, sino que también se cuestionó el momento en el que se publicó la norma. “Es una cachetada justo antes de la visita de Mauricio Macri a Neuquén”, dijeron desde una firma.

Omar Gutiérrez sostuvo en diálogo con Energía On que "vamos a seguir adelante con el juicio que entablamos" y agregó que "que nos conste ninguna empresa solicitó la percepción de este subsidio".

El gobernador neuquino sostuvo además que "esta disposición desnaturaliza por completo la causa de un subsidio que no fue pedido ni querido por la industria y lo torno inviable". Y explicó que "la exigibilidad voltea y hace inviable la aplicación del subsidio y demuestra que el DNU 655/19 debe ser derogado inmediatamente para recuperar estabilidad y reglas claras".

En números

2 dólares
por barril producido aporta el subsidio que ahora está en dudas que pueda aplicarse.
90 días
es el plazo del congelamiento que fijó el DNU 455/19 que ya cuenta con varias modificaciones.

Lo cierto es que más allá de la zancadilla o las tenazas activadas, Gutiérrez optó por poner distancia de por medio a la visita de campaña que hoy realizará el presidente Macri a la capital neuquina, y fijó su agenda en la otra punta de la provincia, en San Martín de los Andes.

Desde las operadoras se advirtió que es posible que la norma publicada ayer tenga además por objeto evitar que las firmas acuerden pagos extra al gobierno provincial a cuenta de regalías, en la modalidad de pagos extraordinarios como sucedió con los viejos planes gas.

Y es por esto que se remarcó que “es una bastardeada política que a las empresas tampoco nos da algo de certidumbre”. En tanto que desde otros sectores se indicó que la norma también permitiría a alguna operadora de peso poder eludir la obligación de pedir un subsidio en medio de la crisis que vive la sociedad.

La disposición fija en sus anexos que para que una productora pueda cobrar el plus o subsidio que es de 116,10 pesos por barril, no sólo esa empresa deberá renunciar a los juicios entablados y a su derecho a iniciar demandas a futuro, sino que también la provincia donde se encuentra su desarrollo deberá renunciar a las acciones legales.

En la vereda opuesta fija que si una provincia busca cobrar las regalías correspondientes por este plus sobre el precio del barril deberá tanto la provincia como las operadoras renunciar a los reclamos. “Esto condiciona el derecho de una operadora a la decisión de un tercero, que son las provincias, y claramente lo que busca es poner a las empresas en contra de las provincias”, remarcaron desde otra compañía.


Comentarios


Zancadilla de Nación a Vaca Muerta en la víspera de la visita de Macri