ARSA respondió por el mal olor

Luego de varios reclamos y de haber tomado las oficinas de ARSA en Roca, los vecinos lograron que la empresa les dé una respuesta. El lunes empezarán las tareas de limpieza y desinfección, mientras que la solución definitiva llegará a fin de mes.

14 ene 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Ayer nuevamente los vecinos de las 290 y 160 viviendas reclamaron en las oficinas de ARSA en General Roca. El motivo es el mal olor y las complicaciones que genera el arrojo de líquidos en el desagüe denominado P5, que corre paralelo a la calle Perú, en el tramo que se encuentra comprendido entre las calles Jujuy y Vintter. En esta ocasión fueron recibidos por el jefe de trabajo técnico David Caminos y se firmó una nota donde la empresa se comprometió a empezar el lunes los trabajos de limpieza y desinfección. La solución definitiva llegará a fin de mes con el avance del recambio de 360 metros de caño de cloacas sobre Jujuy.

Los vecinos llevan tres años padeciendo este problema. “El martes pasado nos dijeron que iban a limpiar pero sólo tiraron agua y venimos otra vez porque no se hizo nada”, expresó Natalia Ayala que vive en la calle 239 bis en las 290 viviendas. Entre los más de 30 vecinos también estaban presentes algunos concejales del Frente para la Victoria y la directora de Medio Ambiente del municipio, Laura Juárez.

Características de la obra

La empresa Aguas Rionegrinas está trabajando en una obra de cloacas que beneficiará a varios sectores de la ciudad. Se trata de un recambio de 360 metros de cañería de 500 milímetros de PEAD (Polietileno de alta densidad) sobre la calle Jujuy desde Los Eucaliptos hasta Los Tilos, que demandó una inversión provincial de $5.472.052.

El presidente de la firma, Roger García dijo a “Río Negro”, que los vecinos de la calle Jujuy y del norte de Roca serán los beneficiados de la iniciativa.

El trabajo empezó en diciembre del año pasado y concluirá en marzo. Los caños ya fueron colocados y actualmente se trabaja en el sellado de las cámaras de registro del sector.

Una vez finalizadas estas tareas se procederá a realizar los trabajos de empalme y rellenado del suelo para su posterior repavimentación. La obra está a cargo de la compañía Rimsol S. A. de Bahía Blanca, y ARSA se encarga de la provisión, instalación y desarme de las bombas y las cañerías necesarias para el funcionamiento de los baipás que se encuentran instalados.

“Pusieron una plaza entre las 290 y 160 Viviendas y nuestros hijos juegan ahí, pero el olor es espantoso, tenés que estar todo el tiempo encerrado”
expresó Silvina Quilodrán, que tiene una nieta de un año y medio.
Roca
Últimas noticias de ésta sección