200 años del naufragio que inspiró "Moby Dick"

El 20 de noviembre de 1820, un gigantesco cachalote blanco embistió con furia al ballenero Essex hasta hundirlo, dando origen a una de las historias más apasionantes de la cultura popular.




Herman Melville se inspiró en el relato de un sobreviviente para escribir la novela "Moby Dick"..

Herman Melville se inspiró en el relato de un sobreviviente para escribir la novela "Moby Dick"..

El 12 de agosto de 1819, el ya célebre ballenero Sussex zarpaba desde la isla estadounidense de Nantucket, una isla pesquera ubicada a 50 kilómetros de la costa del estado de Massachusetts, rumbo a otra temporada de caza en las lejanísimas aguas del Pacífico. Sin canal de Panamá mediante, había que bajar hasta el Cabo de Hornos para cruzar al otro lado. Aquel viaje haría más célebre aún al Sussex, sí, pero una celebridad marcada por la tragedia: el 20 de noviembre de 1820, un enorme cachalote albino lo golpearía con fuerza hasta producir su naufragio. Nacía la leyenda de Moby Dick.  

Construido en 1799, el Sussex era para entonces un barco viejo, pero aquel año había sido reconstruido lo suficiente como para afrontar otra dura travesía, esta vez a carago de un recién investido capitán, el joven George Pollard, por entonces de 28 años. La tripulación la completaban el primer oficial, Owen Chase; un segundo, Matthew Joy; tres arponeros, catorce marineros poco experimentados y un grumete, el joven Thomas Nickerson. Demasiada inexperiencia a bordo, detalle que, entre otros, les resultaría fatal.  

Feroces tormentas de alta mar, un cruce con una ballena que dejó consecuencias en la estructura del barco y cierto malestar entre la tripulación que a punto estuvo de amotinarse, sumado a una temprana rivalidad entre Pollard y Owen marcaron el largo viaje hasta el Cabo de Hornos.   

Tras un mes y medio, de navegación contra viento, marea y frío, el Sussex cruzó del Atlántico al Pacífico y llegó a las costas del Perú. Luego de una serie de incidentes que poco a poco acentuaban el mal signo, parten rumbo al corazón del Pacífico Sur, epicentro de la caza de ballenas.  

Aproximadamente 3500 kilómetros al oeste de Antofagasta, mientras la tripulación arreglaba algunas averías menores producidas un enorme cachalote blanco atacó el con inusitada ferocidad al punto de provocar su hundimiento casi inmediato. Mientras la tripulación abordaba las maltrechas balleneras tratando de salvar la mayor cantidad de provisiones posibles, el gigantesco animal se alejaba para siempre. Para los hombres del Sussex, en cambio, vinieron meses de un naufragio que incluiría terribles circunstancias de canibalismo. Apenas ocho tripulantes sobrevivieron al naufragio, entre ellos el capitán Pollard y el primer oficial Owen Chase.  

La literatura fue la primera en contar la historia del naufragio del Essex, acaso por ser el más célebre y trágico del siglo XIX. A comienzos de 1850, Herman Melville, un aspirante a escritor con cierta experiencia en altamar a bordo de buques mercantes y balleneros, inspirado en el relato de primera mano del primer oficial Owen Chase, titulado “Narración del más extraordinario y desastroso naufragio del ballenero Essex”, escribió “Moby-Dick” (1851). La célebre novela narra la travesía del barco ballenero Pequod, comandado por el capitán Ahab, junto a Ismael y el arponero Queequog en la obsesiva y autodestructiva persecución de un gran cachalote blanco.  

Se cree que ese gran cachalote blanco no era otro Mocha Dick, un enorme cetáceo macho que dominó las aguas del Pacífico Sur y que mantuvo decenas de feroces enfrentamientos con balleneros que iban en su búsqueda, incluido, se cree, el Essex. También se cree que Mocha Dick fue la inspiración para el Moby Dick de Melville.  

Mucho más acá en el tiempo, en 2015, Ron Howard llevó la historia del naufragio de Essex a la gran pantalla. “En el corazón del mar” comienza con un joven Herman Melville entrevistando al último sobreviviente del ballenero, Thomas Nickerson. En la película, este suceso sería lo que inspiraría al  Melville real a escribir “Moby Dick”.   

Es momento de ponerle rostro a los protagonistas, cinematográfico, sí, pero rostro al fin. En “En el corazón del mar”, el capitán Pollard es Benjamin Walker, Owen Chase es Chris Hemsworth (sí, Thor), Matthew Joy es Cillian Murphy (sí, Thomas Shelby de Peaky Blinders) y Thomas Nickerson es Tom Holland (sí, el Hombre Araña). Todos ellos, los hombres reales no los actores, vivieron, hace exactamente 200 años, un naufragio que inspiraría una de las historias más apasionantes de la cultura popular. 


SUSCRIBITE A TODOS TENEMOS UN PLAN
Todos los viernes lo que tenés que saber para el fin de semana.

Comentarios


200 años del naufragio que inspiró "Moby Dick"