2021: Vacunas, barbijos y kits hechos en la Argentina

Es la época de los balances, de revisar lo que ocurrió en estos doce meses de un año que, como el 2020, sigue marcado por la pandemia de coronavirus y unos números que aún no pueden domarse. La ciencia argentina hizo un enorme aporte.





El sistema científico y tecnológico argentino respondió durante 2021 a los desafíos generados por la pandemia de coronavirus con avances en distintos campos, como el desarrollo de vacunas, kits serológicos y de diagnóstico molecular, fabricación de barbijos y creación de plataformas., que incluyeron aportes del Estado por más de 400 millones de pesos en proyectos.
El rol de la ciencia argentina “está siendo altamente valorado porque sus aportes respecto de los desarrollos nacionales en los barbijos, los test de detección del Covid-19, la elaboración de respiradores y de sueros, entre otras tecnologías, ha mostrado la capacidad del Conicet, de las universidades y de los institutos tecnológicos argentinos”, dijo el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus.


“El actual nivel de avance respecto de los desarrollos nacionales de vacunas también es una demostración del esfuerzo y capacidad de nuestra ciencia”, agregó el funcionario nacional. Se registran cuatro desarrollos de vacunas, de los cuales el más “maduro” es el “Arvac-Cecilia Grierson”, cuya fase clínica empezará en 2022 con el objetivo de producirla a partir de 2023, según fuentes de esa cartera.

El equipo del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas de la Universidad de San Martín y de CONICET, liderado por Juliana Cassataro, decidió homenajear a la primera médica mujer de la Argentina de una forma muy especial: la vacuna Argentina para COVID-19 llevará el nombre de ARVAC Cecilia Grierson


Arvac-Cecilia Grierson será una vacuna de refuerzo para quienes hayan recibido el esquema completo de otras vacunas, cuya respuesta inmune empieza a bajar luego de más de seis meses, y como vacuna de primovacunación.
En el Ministerio entienden que con una vacuna nacional el Estado podrá ahorrar hasta un 70% de lo invertido hasta ahora en la compra de más de 90 millones de dosis, estimado en unos 1.000 millones de dólares por todo concepto (costo, logística, transporte y seguros). Se estima que las vacunas diseñadas y producidas en Argentina llegarán a costar un cuarto o un tercio de las importadas hasta ahora, al tiempo que se abre la posibilidad de exportarlas.
En el campo de la inmunización, figura este año el acuerdo entre el laboratorio argentino Richmond con el Fondo Ruso de Inversión Directa para producir el componente 1 y 2 de la vacuna Sputnik V en el país.


En tanto, investigadores de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y del Conicet están estudiando el desarrollo de proteínas que puedan utilizarse en vacunas contra el coronavirus y kits de diagnóstico, que está en el final de sus primeras etapas del desarrollo. Colaboran en esta iniciativa, que recibió un subsidio de 7,5 millones de pesos, las empresas Cellargen Biotech SRL y Biotecnofe SA.


Por otra parte, en abril de este año se presentó “Covid-T”, una plataforma de monitoreo de la respuesta linfocitaria T antígeno-específica en pacientes recuperados de coronavirus y en vacunados, desarrollada por investigadores del Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME), en colaboración con el Biobanco de Enfermedades Infecciosas (BBEI) del Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y SIDA (INBIRS) y el Hospital General de Agudos “Dr. Ignacio Pirovano”.


En lo que hace a elementos de protección, durante este año se lanzó el nuevo barbijo Atom Protect N95 Plus , fruto del trabajo de científicos del Conicet, la Universidad de Buenos Aires y la UNSAM ), con el apoyo de la PYME textil Kovi S.R.L. Hace un año, la producción ya trepaba a casi 2 millones por mes. Hoy, la empresa ofrece múltiples diseños y además, escaló las ventas: en un principio se ofrecían en cajas sólo a través de su propio sitio web y ahora se consiguen en casi todas las farmacias.

Alan Gontmaher y Ángeles Espeche, el matrimonio que inició la exitosa rueda del «barbijo del Conicet»


Asimismo, a través del Fondo Argentino Sectorial (FONARSEC) se ha apoyado el desarrollo o producción de diversos kits de detección de coronavirus y equipos de diagnóstico.


En julio pasado, la empresa de base tecnológica Neokit fue seleccionada por la Agencia I+D+i) para escalar la producción de kits de diagnóstico rápido para Covid-19, lo que permitirá apuntalar una de las estrategias para controlar la transmisión del virus. A su vez, la Agencia financió el proyecto “Escalado del Kits de extracción y purificación del ARN viral ADN/ARN Puriprep Virus kit Highway” del laboratorio Inbio Highway SA, de Tandil, con el objetivo de “fortalecer las capacidades nacionales de testeo y detección del SARS-CoV-2”.


En tanto, investigadores de la UBA y de Conicet desarrollaron un kit de fácil uso que permite acortar el tiempo en el que se obtiene el resultado de la PCR, prueba de referencia para hacer el diagnóstico de coronavirus.
El kit se comercializa bajo el nombre “FlashPrep® ARN SARS-CoV-2 Highway” y, entre sus ventajas, simplifica el proceso manual y economiza tiempo, ya que un sólo operador podría estudiar 94 muestras en 60 minutos, cuando la misma cantidad requeriría 5 ó 6 horas con las técnicas clásicas.


También fueron creados los test serológicos CovidAr, desarrollado por investigadores de Conicet y la Fundación Instituto Leloir (FIL), que permiten la detección de anticuerpos y se utilizan con diferentes fines: vigilancia epidemiológica, evaluación del suero de pacientes para donar plasma y estudios sobre la respuesta del sistema inmune frente a las vacunas, entre otros.


Otros test rápidos impulsados por el FONARSEC son el de antígeno Covid-19 en base a anticuerpos monoclonales, de la Fundación Instituto Leloir, el de Bamboo Biotech – Conicet; el de Wiener Laboratorios – Universidad Nacional de Cuyo y el de Chemtest Argentina.
También es de destacar el equipo de diagnóstico rápido PuntoLabArgentina, un termobloque con capacidad para 48 muestras, primero fabricado íntegramente en el país, que otorga el resultado de detección del virus SARS-CoV-2 en una hora.


Este nuevo equipo cuesta 40% menos que los importados presentes en el mercado y lo pueden usar centros de investigación, institutos, laboratorios de análisis clínicos, clínica y hospitales.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
2021: Vacunas, barbijos y kits hechos en la Argentina