30 toneladas de basura se retiraron del predio de la Fiesta de la Confluencia

12 toneladas de residuos secos y 20 toneladas de húmedos fueron removidos de la Isla 132 y sus inmediaciones. El cartón de panchos fue el principal dolor de cabeza de los encargados de la limpieza.



Contenedores negros y verdes para separar la basura en el escenario.   Foto: Florencia Salto

Contenedores negros y verdes para separar la basura en el escenario. Foto: Florencia Salto

Durante los cuatro días en que se desarrolló la Fiesta de la Confluencia en, la Municipalidad de Neuquén recolectó más de 12 toneladas de residuos secos y 20 toneladas de basura húmeda en el Paseo de la Costa.

El subsecretario de Limpieza Urbana,  Cristian Haspert detalló que el operativo de limpieza finalizará el miércoles, una vez que hayan removido la estructura del escenario, las globas y los puestos de artesanos.

Durante el desarrollo de la festividad, se dispuso una gran cantidad de contenedores. Un equipo de 75 personas,  limpiaban permanentemente  desde la mañana, durante la tarde y de noche mientras los artistas cantaban en el escenario mayor .  

100
Contenedores extras se dispusieron para la Fiesta de la Confluencia.

El responsable del operativo señaló que hubo mayor cantidad de público que arrojó los residuos en los contenedores correspondientes, y que llevó sus propios desperdicios. Sin embargo el trabajo de recolección debió ser intensivo.

Vasos plásticos, botellas, y el cartón que recubre los panchos fueron los residuos que más debieron retirarse del suelo. Haspert señaló que, cada vez que cerraba un recital tipo 3 o 4 de la mañana, y se retiraba el público de la isla 132. Desde el escenario se veía “totalmente blanco” del residuo de cartón que sostiene el pan con la salchicha de Viena . “Parecía que estaba nevado”, dijo Haspert. El funcionario municipal explicó que el público arrojaba los residuos en el escenario porque no quería perder el lugar que había encontrado durante la previa de los espectáculos.

Foto: Florencia Salto

Haspert acentuó que los residuos que no de recolectaban en el suelo de la isla “van a parar al río”. Por este motivo, debió realizarse un operativo para que el predio esté en condiciones la mañana siguiente.   

El ex concejal también detalló que el servicio de recolección domiciliaria se complicó en las inmediaciones del predio por la cantidad de autos estacionados en ambos lado de la acera. Sobre todo en la Avenida Olacoaga, sobre calle Río Negro y en la zona del balneario Albino Cotro. En algunos casos el servicio de Cliba debió suspenderse, y la recolección debió ser de forma manual por parte de la  Municipalidad.


Comentarios


30 toneladas de basura se retiraron del predio de la Fiesta de la Confluencia