¿A quién le interesa cumplir con la Carta Orgánica de Cipolletti?

En nueve años hay varios artículos que no se han cumplido.



#

Archivo

CIPOLLETTI (AC) - El texto actual de la Carta Orgánica tiene casi una década, pero ni el gobierno de Julio Arriaga ni el actual de Alberto Weretilneck avanzaron con la incorporación de organismos que garantizan derechos de los vecinos de la ciudad. Lo más grave es que hasta ahora se soslayó la constitución del cuarto poder de la organización comunal: la Asamblea Municipal. La reforma de la Carta Orgánica, en 2001, la impuso un bloque, el de la Alianza, que estaba integrada por el Frente Grande y la UCR, que son los únicos dos partidos con representación en el actual Deliberante. Como se ve, sus autores no parecen preocupados por el asunto. El ex concejal peronista Hugo Lapuente reconoció que para los habitantes de Cipolletti se trata de un asunto no prioritario. “Pero no debe ser así para los políticos y abogados de nuestra ciudad porque esta Carta Orgánica nos tiene que causar vergüenza, cuanto menos inquietud”. “Después de nueve años de su vigencia, no tenemos que esconderla, sino debatirla”, añadió. Lapuente detectó artículos que no se cumplen y otros cuya vigencia fueron perjudiciales para el municipio: • Asamblea municipal. Debe estar integrada por el 3 por mil de los habitantes (unas 200 personas), elegidos por voto directo junto con la elección del intendente y los concejales. Ante ella el jefe comunal debe rendir cuentas una vez al año y debe someter la gestión de gobierno para su aprobación. • Reducción a la mitad de la representación en el Concejo y elección del presidente del cuerpo junto al intendente. • Posibilidad de que un edil sea funcionario del Ejecutivo. • Elección directa del contralor con el intendente. “La Carta Orgánica cubre y cobija el debilitamiento de las minoría para dejarlas sin representación, concediendo el discrecional manejo de la cosa pública al intendente, sin freno para los excesos, sin controles interpoderes, con la lógica consecuencia de la participación del Concejo y de sus miembros, menoscabando la institucionalidad”, dijo Lapuente.

La Asamblea Municipal aún no fue creada en la comuna cipoleña.


Comentarios


¿A quién le interesa cumplir con la Carta Orgánica de Cipolletti?