A tres meses del femicidio de Guadalupe en La Angostura, "nada ha cambiado"

Pese a que Villa La Angostura declaró la emergencia por violencia de género, las organizaciones feministas aseguran que no existen respuestas oportunas. El concurso para cubrir la vacante de Videla está en marcha.




El Concejo Deliberante de Villa La Angostura declaró la emergencia por violencia de género en marzo pasado, luego de la conmoción ocasionada por el femicidio de Guadalupe Curual, ocurrido el 23 de febrero, en pleno centro de la ciudad. Esta iniciativa implicaba destinar fondos para un abordaje integral. A tres meses del crimen las organizaciones feministas consideran que “nada ha cambiado” en cuanto a la respuesta oportuna que requieren las denunciantes.

“No pasó absolutamente nada”, aseguró de forma categórica, Zulema Aguirre, integrante de la organización Wakolda que es parte del espacio Vivas y Furiosas. “Nos prometieron que iba a estar la comisaría de la mujer en un plazo de sesenta días, ese plazo ya está cumplido. Pedimos audiencia con el intendente, Fabio Stefani, para que nos explique cómo venía todo eso, antes de que se cumpliera el plazo, y en ningún momento el intendente tuvo la voluntad de escucharnos, de recibirnos”, agregó. Dijo que los encuentros los han tenido con el viceintendente y la responsable del área de Desarrollo Social. “Nos abordan en la vereda de la municipalidad, que es un gesto para nosotras también. La violencia que hay en el pueblo no fue sólo con Guadalupe, hay un montón de casos”, señaló.

Aguirre afirmó que hasta ahora la emergencia “ha sido una muy buena declamación de parte del Poder Legislativo y del Poder Ejecutivo”. “Entendemos que se tiene que destinar una partida presupuestaria, no sabemos de dónde van a sacar el dinero, cómo lo van a utilizar. También eso nos preocupa porque tenemos mujeres en situación de calle, de desempleo, de mucha urgencia, que todo eso es un caldo de cultivo inmenso para esta violencia que nos atraviesa como sociedad”, manifestó.

La activista indicó que en esta situación hay que tener “soluciones concretas”, como las habitacionales para quienes están precarizadas y no cuentan con un vivienda propia.

Juan Bautista Quintriqueo persiguió a Guadalupe y la apuñaló a la vista de todas las personas que se encontraban de vacaciones en la localidad. De hecho fue detenido por un policía que estaba descansando en la ciudad y que vio el ataque femicida. El agresor de 33 años había sido su pareja y era el padre de su hija de un año. Por las lesiones que se autoinfligió fue hospitalizado, pero murió el 2 de marzo tras un intento de suicidio.

La joven había realizado la primera denuncia contra Quintriqueo el 12 de julio de 2020 a la madrugada, en la comisaría 28, cuando todavía regía el aislamiento obligatorio por la pandemia del covid-19. Se le impusieron una serie de medidas cautelares, entre ellas la prohibición de acercamiento. La Oficina de Violencia del Poder Judicial elaboró un informe en el que describió la situación como de riesgo “moderado/alto” y le informó al juez Jorge Videla que en 2019 una expareja de Quintriqueo también lo había denunciado.

Tras el femicidio, el magistrado renunció y así evitó el jurado de enjuiciamiento por mal desempeño. Su cargo se está concursando en el Consejo de la Magistratura. El viernes 21 cerró el plazo de inscripción.

El de Guadalupe fue el segundo femicidio del año en la provincia. A María José Villalón Escudero la asesinaron el 14 de enero, en Neuquén capital. Hasta ahora no hay ninguna persona imputada por el hecho. El 1 de mayo ocurrió el crimen de María Cristina Ancatén en la ciudad de Centenario. Su expareja, Damián Retamal, permanece con prisión preventiva. El cuerpo de Agostina Gisfman fue encontrado calcinado en la misma localidad el sábado 15 de mayo, en un espacio utilizado como basural. Ayer se detuvo a dos personas y se le formularon cargos.


Comentarios


A tres meses del femicidio de Guadalupe en La Angostura, «nada ha cambiado»