Absolvieron a Milani por la desaparición de un soldado y condenaron a 14 años a Sanguinetti

El TOF de Tucumán absolvió al ex jefe del Ejército Argentino, en el juicio por la desaparición del soldado Alberto Ledo. El ex capitán Esteban Sanguinetti, fue condenado a 14 años de prisión, que cumplirá en su domicilio por tener 77 años.



El ex jefe del Ejército, César Milani, fue absuelto en el juicio por la desaparición del soldado Alberto Ledo en 1976. Foto: Telam

El ex jefe del Ejército, César Milani, fue absuelto en el juicio por la desaparición del soldado Alberto Ledo en 1976. Foto: Telam

El Tribunal Oral Federal (TOF) de Tucumán absolvió este viernes al ex jefe del Ejército Argentino, César Milani, en el juicio por la desaparición del soldado Alberto Ledo. No obstante, sentenció al otro imputado, el ex capitán Esteban Sanguinetti, a 14 años de prisión, que cumplirá en su domicilio por tener 77 años.

Los jueces Gabriel Casas, Carlos Jiménez Montilla y Enrique Lilljedahl, que integran el TOF de Tucumán, decidieron las condenas, que se conocieron durante la tarde.

En las puertas del tribunal, la lectura del veredicto fue seguida por militantes de organizaciones sociales, representantes de partidos políticos y de derechos humanos, que repudiaron la absolución de Milani.

Se trata del segundo juicio por delitos de Lesa Humanidad en el que Milani resulta absuelto. El anterior tuvo lugar en La Rioja, por el secuestro y las torturas sufridas por Pedro Olivera y su hijo Ramón, durante la última dictadura militar.

El ex jefe del Ejército del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner llegó a este juicio acusado de falsear un acta sobre la presunta "deserción" y por encubrimiento de la desaparición de Ledo, delito por el cual las querellas y fiscalía habían solicitado una pena de 6 años de prisión.

La misma pena había sido solicitada por la querella representante de la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación y los fiscales de la causa, Pablo Camuña y Agustín Chit.

Durante los alegatos, las abogadas de la parte querellante Viviana Reynoso y Adriana Mercado Luna indicaron que Milani fue el encargado de "elaborar el acta de deserción" de Ledo "cuyo contenido es falso", dijeron. Lo acusaron de haberla firmado por orden de Sanguinetti, quien era su superior.

Además, "con declaraciones falsas Milani intentó encubrir a Sanguinetti ", agregaron.

En tanto, el ex capitán Sanguinetti fue condenado a 14 años de prisión domiciliaria por ser responsable de los delitos de la privación ilegítima de la libertad y el homicidio agravado de Ledo.

Sanguinetti tenía a cargo el Batallón de Ingenieros de Construcción 141 de La Rioja, donde revistaba el conscripto, mientras Milani era subteniente de ese cuerpo.

"A través de las declaraciones de los testigos que han pasado por este debate, ha quedado demostrado que el 17 de junio de 1976 Ledo fue sacado a la 1 de la mañana del campamento de Monteros por Sanguinetti y no volvió más", alegaron las querellantes.

La letradas relataron que "cuando la madre de Ledo, Marcela Brizuela, fue a visitarlo el 4 de julio al campamento por su cumpleaños, le dijeron que su hijo había desertado".

"Sanguinetti desplegó una conducta homicida a partir de la privación ilegítima de la libertad de Ledo, quien fue trasladado a Arsenales (centro clandestino de detención donde fue visto por dos testigos por última vez) y finalmente ultimado", sostuvieron. Por eso habían solicitado la pena de prisión perpetua para el ex militar.

Luego de conocer la sentencia Graciela Ledo, hermana de la víctima, indicó que “los jueces son cómplices de la dictadura, por eso dieron esta sentencia, pero vamos a recurrir a todas la instancias internacionales que hagan falta para revertirla”.

“Vamos a denunciar en el mundo la falta de justicia y de independencia de los distintos poderes que rige en este país”, aseguró Brizuela y agregó: “creo que Milani fue absuelto porque fue jefe del Ejército del gobierno anterior”.

Por su parte, Milani expresó al salir de tribunales acompañado por su familia que "se hizo justicia" y señaló: "soy inocente porque así lo determinaron los jueces".

Ledo nació en La Rioja, era estudiante de la carrera de Historia y militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT). A los 20 años, el joven ingresó como soldado al Batallón 141 de La Rioja y luego -en el marco del Operativo Independencia contra la guerrilla- fue trasladado a un campamento de la ciudad de Monteros, en Tucumán, donde fue visto por última vez el 17 de junio de 1976.

El soldado había sido asignado para desempeñar tareas civiles, como reparación y construcción de rutas y caminos.


Comentarios


Absolvieron a Milani por la desaparición de un soldado y condenaron a 14 años a Sanguinetti