Absuelto en un crimen por ser alcohólico crónico

Los jueces consideraron que no comprende la criminalidad de sus actos y ordenaron internarlo en el hospital de Bariloche



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Los jueces de la Cámara Primera del Crimen absolvieron a Fortunato Benjamín Varela, un changarín alcohólico conocido como "Maradona", de 54 años, al interpretar que no había comprendido la criminalidad del acto cuando mató a puñaladas a un hombre que solía compartir sus reuniones.

El fiscal Carlos López, en cambio, había pedido 8 años de prisión para el imputado, porque entendió que cuando mató a la víctima había efectuado un despliegue que no se compadecía con la existencia de una intoxicación alcohólica.

Un llamado permitió que el 30 de setiembre último por la tarde la policía encontrara el cuerpo sin vida del changarín Erasmo Rol-dán, de 50 años, en un baldío cercano a la intersección de Esandi y La Habana, en el barrio San Francisco. Poco después los policías descubrieron que el cadáver presentaba dos puñaladas en el hemitórax izquierdo, y los forenses determinaron que uno de los pun- tazos le había atravesado el corazón, y el otro le había perforado el riñón izquierdo.

La investigación tuvo resultados casi inmediatos, porque sobre la calle Esandi habían quedado los rastros de sangre que había dejado Roldán en el breve recorrido que alcanzó a realizar antes de caer fulminado por un shock hipovolémico. Las huellas conducían de manera inequívoca hasta la tapera que habitaba "Maradona", junto a varios perros de raza indefinida.

La versión sobre una discusión entre el acusado y la víctima hizo que Varela estuviera detenido desde esa fecha hasta el viernes pasado, cuando se leyó la sentencia que ordena su internación y tratamiento en el hospital local.

Si bien negó su responsabilidad, el imputado reconoció su amistad con la víctima, y también que había mantenido una pelea con él. Invitó a los policías a revisar su casa, y no se cuidó de ocultar el cuchillo con manchas de sangre, que estaba a la vista de los preventores.

Al redactar su voto, el juez Alejandro Ramos Mejía argumentó que la prueba que señalaba a "Maradona" como autor del homicidio era unívoca y no admitía dudas. Sin embargo, sostuvo que "el alcoholista crónico es inimputable, tiene condicionada su voluntad y bebe porque bebe", tal como lo había hecho en la sentencia que involucraba a Francisco Pedraza, quien también resultó absuelto dos veces por homicidios, en circunstancias similares. En apoyo a su tesis, citó el dictamen de la médica legista Agustina Sarmiento, quien luego de examinar a "Maradona" aconsejó "administrar un vaso de vino si se producía excitación".

En las conclusiones del fallo al que adhirieron los jueces Marcelo Barrutia y Alfonso Pavone, Ra-mos Mejía advirtió: "estoy convencido que la absolución no po-drá significar su inmediata liber- tad", y pidió que sometan al imputado a un tratamiento específico, tal como se había determina-do en los casos "Pedraza" y "Her- mosilla", entre otros.

Las peleas entre alcohólicos crónicos ocasionaron varias muertes en los últimos años, y en muy pocos casos se llegó a condenar al homicida. El changarín Pedraza, citado por Ramos Mejía, ya cometió dos homicidios, pero fue declarado inimputable por ambos y estuvo internado en la institución para adictos Asumir hasta su liberación.

Otro de los citados, "Cabeza de Gato" Hermosilla, después de matar a martillazos a un anciano en El Bolsón, fue internado en Salud Mental del hospital local y luego liberado, porque el tribunal entendió que tampoco comprendía la criminalidad de sus actos.


Comentarios


Absuelto en un crimen por ser alcohólico crónico