Absuelven a policía por las lesiones



CIPOLLETTI (AC).- Sobreseyeron al policía que llegó a juicio acusado de herir de un balazo a una mujer en medio de una persecución y de haber ingresado a su domicilio sin autorización judicial y “alterar la escena del delito”. Durante el debate, el fiscal retiró la imputación porque ninguno de los testigos pudo ver el forcejeo con el delincuente y por eso no se supo quién disparó. Según el expediente, el 23 de agosto de 2011, mientras estaba anocheciendo, el policía Ariel Benavídez se trasladaba en un móvil y escuchó información sobre un robo en el centro de jubilados de la calle Urquiza. Entonces intervino y reconoció a Renzo Millanir, porque le había tomado fotografías y huellas dactilares en otras causas penales. Lo persiguió y cuando fue a detenerlo forcejaron con el arma reglamentaria y se escapó un tiro. El disparo ingresó a una casa y habría herido a una mujer en una pierna. Enseguida llegaron más efectivos y entraron a la vivienda. El policía acusado aseguró que allí encontró la bala y la llevó a Criminalística para ser peritada. El fiscal Alejandro Silva solicitó la absolución de Benavídez. Consideró que nadie en el debate pudo precisar quién disparó y entendió que la duda debía beneficiar al acusado. Además argumentó que no se le podía recriminar una violación de domicilio porque adentro había una persona herida solicitando ayuda. Entendió que “retirar el casquillo” tampoco fue delito porque la prueba no estaba bajo custodia.


Comentarios


Absuelven a policía por las lesiones