Abusó, golpeó y amenazó a su expareja, pidió prisión domiciliaria y se la negaron

El hombre de San Martín de los Andes seguirá detenido con prisión preventiva.




Un hombre abuso sexualmente de quien era su pareja, luego golpeó a la mujer, la retuvo contra su voluntad y la amenzó de muerte. Una vez que ella logró liberarse de él la hostigó y la persiguió. Tenía prisión preventiva, pero solicitó que se le otorgara la prisión domiciliaria. El juez se la negó.

Durante la audiencia del viernes, la asistente letrada Inés Gerez solicitó que se rechace el pedido de la defensa para que el acusado tenga prisión domiciliaria y que por el contrario se ratifique la prisión preventiva, dispuesta por el plazo de cuatro meses, en resguardo a la integridad de la víctima.

En ese sentido explicó que los elementos que se tuvieron en cuenta al momento de imponer la prisión preventiva no cambiaron. “No hay circunstancias nuevas que den cuenta que se pueda reemplazar la medida por una menos gravosa. Es fundamental resguardar el testimonio de la víctima”, expresó Gerez y aseguró que otras medidas más leves ya fueron quebrantadas por el imputado.

También sostuvo que el Ministerio Público Fiscal va a solicitar que el imputado vaya a juicio por el delito de delito de abuso sexual agravado por haber mediado acceso carnal, privación ilegítima de la libertad agravado por haber sido cometido mediando violencia, coacción simple tres hechos, coacción agravada por el uso de arma dos hechos, lesiones leves agravadas por haber sido cometidas mediando violencia de género y contra quien se mantuvo una relación de pareja, desobediencia a una orden judicial y coacciones en concurso ideal con desobediencia a una orden judicial, todos ellos en concurso real, en carácter de autor.

Luego de escuchar a las partes, el juez de garantías hizo lugar al pedido de la fiscalía y dispuso que el imputado siga detenido con prisión preventiva.

De acuerdo a la investigación del Ministerio Público Fiscal el hecho ocurrió el 9 de mayo a las 00:05 aproximadamente, en una vivienda familiar ubicada en la ciudad de San Martín de los Andes. Allí luego de una discusión con quien era su pareja, en horas de la madrugada, el acusado abusó sexualmente de la misma. Horas más tarde la víctima intentó retirarse pero el acusado comenzó a agredirla. Luego intentó pedir ayuda y éste la amenazó.

Posteriormente el acusado le apoyó una botella de vidrio, que minutos previos rompió, y la amenazó con matarla. Momentos más tardes cuando la mujer intentó una vez más irse de la casa, el imputado la amenazó con un cuchillo, la tomó del cuello y la empujó contra la pared golpeándole la cabeza. Finalmente a las 19:30, tras la intervención de un familiar del hombre, la mujer logró pedir ayuda a su hermana.

Además se le atribuyó que el 22 de mayo, comenzó a llamar reiteradamente a la mujer, “al menos 24 veces en menos de una hora, con el objeto de solucionar las cosas entre ambos, quedando en encontrarse al día siguiente en una plaza”, explicó Gerez. Es así que el 23 de mayo, dado que la víctima no fue a la cita, aproximadamente a las 12:30 horas, la interceptó en el centro y comenzó a insultarla.

La representante del Ministerio Público Fiscal explicó que de esta manera, el hombre incumplió las medidas cautelares dispuestas por el Juzgado de Familia de la IV Circunscripción Judicial, medidas que se encontraban vigentes y debidamente notificadas. En las mismas se le prohibió acercarse a menos de 300 metros de la mujer, a su domicilio o en cualquier lugar que ella se encontrara. Como así también realizar actos de perturbación, intimidación y/o violencia directa o indirectamente respecto de la nombrada.

Por último, se le imputó que el 26 de junio, a la 1:20 de la madrugada, difundió imágenes íntimas de su expareja. “De esta manera, además de extorsionar a la víctima, volvió a incumplir las medidas cautelares dispuestas”.


Comentarios


Abusó, golpeó y amenazó a su expareja, pidió prisión domiciliaria y se la negaron