Adrián y un mundo de imágenes tras su partida

El recuerdo del fotógrafo Adrián Álvarez. Un amante de la fotografía en blanco y negro que supo buscar en cada rostro una imagen para la posteridad. Una pequeña muestra de su obra y el recuerdo para “Fogonazo”.





Pampeano de origen, Adrián Álvarez (64) había llegado desde muy pequeño a General Roca junto a su familia, proveniente de General Pico.

Dueño de un humor muy particular y de una manera de vincularse que siempre tenia como estanadarte una sonrisa, este entrañable personaje se fue abriendo espacio con su cámara y su mirada, a través de su cámara Pentax-K1000.

En la década del ‘80 comenzó a dar sus primeros pasos en la Peña Fotográfica de General Roca, para luego buscar un futuro en Buenos Aires cursando una carrera de bioquímico.

Cuando regresó a Roca se metió de lleno en la fotografía y desde allí fue su medio de vida. “Era un amante de la perfección, del equilibrio en el blanco y negro”, recordó su amigo José Luis Pierroni.

“Se lo va a extrañar mucho”, comentó.

Trabajó en distintos medios de comunicación de Río Negro y Neuquén. Brindó infinidad de talleres y cultivó la pasión por la fotografía en muchos roquenses.

El recuerdo de su hermano


Una antigua creencia de origen bastante difuso, vaticina días de riesgo a tener en cuenta mientras transcurre el mes 8 de todos los calendarios.Justo cuando empiezan a asomarse cálidos atardeceres que anticipan la primavera, justo ahí, es cuando -según dicen- más hay que cuidarse.

Vendría a ser algo así como un mes a transitar de reojo, dando por hecho que si lo superamos nos estaríamos asegurando, como mínimo, llegar a fin de año sin mayores problemas.No sé si es para tanto. Pero lo cierto es que estábamos transcurriendo Agosto asumiendo que ya lo teníamos “contra las cuerdas”, cuando de repente una ráfaga tardía de viento patagónico nos perforó la espalda, sin darnos tiempo, tan siquiera, para buscar de urgencia una guarida.

Y bastó una llamada telefónica a deshora, brutal, incomprensible, para saber que a partir de ése momento, recién nacidas las primeras horas del Domingo, todo iba a ser tristeza.

Un vacío impensado sobrevoló de nuevo nuestros techos. Se volvió redundante la impotencia.Y nos quedamos tiesos, parados en la puerta, viendo pasar a Agosto por delante, llevándose un pedazo de nosotros.

Mario Alvarez-Agosto 2021


Comentarios


Seguí Leyendo

Adrián y un mundo de imágenes tras su partida