Alberto Fernández conoció a su ahijada de Bariloche en su visita oficial

Mercedes Lucía nació el 15 de febrero del año pasado en el hospital Ramón Carrillo de Bariloche y es la séptima hija mujer.

El presidente conoció a Mercedes previamente al acto en Invap. Foto: gentileza

El presidente conoció a Mercedes previamente al acto en Invap. Foto: gentileza

En su primera visita oficial a Bariloche, el presidente Alberto Fernández conoció a su ahijada barilochense Mercedes Lucía, de un año. Es la séptima hija mujer de una pareja oriunda de Buenos Aires que seis años atrás, decidió radicarse en Bariloche.

El encuentro duró 5 minutos y la foto fue publicada en las redes sociales del presidente con la leyenda: “Ella es Mercedes Lucía Arévalo Soraiz, tiene un año y ¡es mi ahijada!”.

La niña nació el 14 de febrero del año pasado en el hospital Ramón Carrillo. En el momento del parto, Sus padres, María Clara Soraiz y Leonardo Arévalos, reconocieron que “durante todo el embarazo, cuando pensábamos que podía ser otra nena, rogábamos que no naciera en el gobierno de Macri”.

El presidente Alberto Fernández conoció a Mercedes al llegar al predio de Invap. Foto: gentileza

Horas después de la visita del presidente a Bariloche, Clara contó: “Nos enteramos por el diario Río Negro que el presidente venía al Invap y como siempre hablo con la chica de Padrinazgo Nacional, se me ocurrió enviarle un mail al presidente pidiéndole 5 minutos para sacarnos una foto con él”. Al término del mensaje, la mujer agregó: “Se que es imposible pero el que no arriesga no gana”.

Ese mismo día a las 21.30, los padres de Mercedes recibieron un llamado de  Protocolo de Nación y les informaron que Fernández había leído el mail y quería conocer a la pequeña. “No estaba en nuestros planes. Llegamos a Invap a las 11.30 pero el vuelo se retrasó. Desde que llegamos, recibimos una atención y una calidez humana increíble”, contó Clara.

Los padres de Mercedes destacaron "la calidez" del presidente. Foto: gentileza

No bien ingresó el auto presidencial al predio de Invap, Fernández se acercó a la pareja. Advirtieron que no alzó a la niña "por los protocolos Covid-19 pero le tomó la mano".

“Nos pidió que la hagamos de Argentinos Juniors pero le explicamos que es difícil porque el padre es fanático de Independiente. Nos dijo que se la cuidemos. Fueron 5 minutos pero nos quedamos sorprendidos porque fue muy cálido”, indicó Clara.

Leonardo Arévalos es alfarero y le regaló un plato de cerámica al presidente Alberto Fernández. Foto: gentileza

Señaló que “en la despedida, le dijimos que confiábamos en él y se emocionó. Se le llenaron los ojos de lágrimas. Tuvo un gesto humano muy lindo. Nos volvimos a enamorar del presidente”.  


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Alberto Fernández conoció a su ahijada de Bariloche en su visita oficial