Alertan que no se preserva bien el patrimonio al construir hoy

En el playón del cementerio de San Antonio Oeste, se encontraron fechados de rastros cercanos a los 6000 años, pero no se los protegió

En la costa de Sierra Grande, un grupo de arqueólogos excavó sitios y encontró diversos artefactos de pobladores de hace 6.000 años

En la costa de Sierra Grande, un grupo de arqueólogos excavó sitios y encontró diversos artefactos de pobladores de hace 6.000 años

El patrimonio arqueológico y paleontológico que hay en la zona cercana al Golfo San Matías es un tesoro de Patagonia Norte porque conserva las huellas de los primeros pobladores y de especies animales que convivieron con ellos. Sus restos se encuentran casi al ras o a escasos metros del suelo. Pese a su gran valor, el patrimonio sufre descuidos y se pierde para siempre.

Se dan diferentes situaciones que exhiben la tensión entre la conservación de las huellas del pasado y el interés comercial por el uso del suelo de hoy. Una situación muy usual es que se realizan excavaciones para luego llevar a cabo inversiones inmobiliarias, y si encuentran restos fósiles no den aviso a las autoridades que corresponden. Lo hacen para evitar que se paralicen los proyectos mientras se efectúa su recupero.

“Los enterratorios humanos se realizaban en sitios altos, con paisajes muy bellos, y esos lugares con excelentes vistas ahora son los más codiciados para inversiones turísticas”, ilustró el experto en arqueología del Conicet y la Universidad de Buenos Aires, Marcelo Cardillo.

Una anécdota muestra cómo la riqueza fósil sigue latente, y a veces no se toman recaudos para su preservación. “Cuando llegamos por primera vez a San Antonio (una de las plantas urbanas que está comprendida dentro del Golfo San Matías y forma parte del área de estudio de los investigadores, junto con Las Grutas, el Puerto San Antonio Este y áreas costeras de Sierra Grande), detectamos que en un barrio de la periferia había restos fósiles casi a simple vista. Justamente San Antonio es una de las zonas donde el mar antes ocupaba gran parte del espacio. Meses después regresamos, para iniciar los trabajos en la zona. Y en el lugar, pese a que se había dado aviso de su potencial, habían hecho una obra pública, que hizo que desaparecieran los rastros que detectamos”, se lamentó el investigador Cardillo.

El área de estudio de los investigadores fue muy vasta, ya que abarcó casi toda la costa de la Patagonia Norte, que incluye las áreas costeras de localidades como San Antonio, Sierra Grande y Viedma. “Se destacan los hallazgos efectuados en el playón del cementerio de San Antonio Oeste, por fechados de rastros cercanos a los 6000 años antes del presente”, apuntó el arqueólogo Marcelo Cardillo. Los investigadores habían hecho un pedido a la Municipalidad para que preservara la zona. Sin embargo, no se hizo y se cubrió con cemento los sectores que albergaban huellas de un gran valor arqueológico.

En la Argentina, los patrimonios arqueológicos y paleontológicos están protegidos por leyes nacionales. Forman parte a su vez del patrimonio cultural del país y pueden ser heredados de anteriores generaciones o ser creaciones de su sociedad en un determinado momento.

El patrimonio arqueológico está formado por las cosas muebles e inmuebles que se encuentran en la superficie, subsuelo o sumergidos en aguas jurisdiccionales y que pueden dar información sobre los grupos socioculturales que vivieron en el país. En tanto, el patrimonio paleontológico está formado por los organismos, parte de organismos o huellas de organismos que vivieron en el pasado y toda concentración natural de fósiles en un cuerpo de roca o sedimentos expuestos en la superficie o situados en el subsuelo o bajo las aguas jurisdiccionales.

En la provincia de Río Negro, está habilitado un servicio destinado a la recepción de denuncias de hallazgos de restos arqueológicos o paleontológicos, dentro de la línea de emergencias “911”.

En Neuquén, cada vez que se encuentra un resto fósil, debe dejarse en su lugar, y hacer la denuncia a la Policía. Esta informará a la Fiscalía o a la Dirección Provincial de Patrimonio Cultural, que debe tomar los recaudos necesarios para la preservación y la investigación científica. Allí rige la Ley provincial Nº 2184, en su artículo 13 indica que “…toda persona que encontrara aún casualmente (material que podría ser de interés científico), tiene la obligación de denunciarlo”


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Alertan que no se preserva bien el patrimonio al construir hoy