Alicia Reina, en exclusiva: “El Dakar me cambió la vida”

La piloto argentina del Rally Dakar charló con “Río Negro” en la previa de una nueva edición y repasó todo. Cómo se prepara, qué espera y quiénes la acompañan.



Alicia Reina no llegó de casualidad al Dakar. Lo hizo después de una campaña deportiva que comenzó en el karting con caja y siguió en el rally, donde logró sus primeras conquistas importantes. En la edición 2014 de la prueba más exigente del mundo comenzó a escribir otra historia, al convertirse en la primera piloto que representó a Argentina.

El resto de la historia de la Negra es más conocida, porque lo que empezó como una aventura no terminó con su debut en la prueba, sino que se convirtió en su gran objetivo. Adrián Farroni, el popular Chingolo en el mundo del automovilismo, fue el principal gestor de que Alicia desembarcara en el Dakar.

Junto a Dante, su copiloto, en la previa a una prueba.

Esto le cambió la vida. La hizo una referente de las damas en la prueba, en la que participará por 5° vez con su navegante Dante Pelayo, en una camioneta que tiene el respaldo de Toyota.

Cuando se le pregunta por la mítica travesía, no duda en asegurar que “me cambió la vida, en mi casa todo es Dakar desde el debut. La prueba no termina en la última etapa, seguís prendido. No descuido el trabajo, pero insume mucho tiempo. La lucha de cada año es el presupuesto”. También afirma que “por el Dakar recibí reconocimientos que jamás imaginé, si hasta fui modelo. El cariño de la gente es lo mejor...”.

P - ¿Cómo se encara la preparación del Dakar?

R - Comienza en febrero, en donde trabajamos mucho lo físico en primer lugar, para recuperarme de la edición anterior. En marzo comienzo con mi psicóloga deportiva, Julieta Jacobo, haciendo un balance del Dakar anterior y trabajando variables mentales enfocadas en los objetivos a corto, mediano y largo plazo que tenemos en el año.

La familia, apoyo clave. Con sus hijas y su marido.

P - ¿Sentís que ya te ganaste un lugar?

R - No se si gané un lugar, pero me siento muy respetada por todos los pilotos y recibo mucho cariño y reconocimiento por parte de la gente. Eso me llena el alma. Sin dudas, en algo me debo haber destacado o algo debo generar en los demás que se devuelve en invitaciones a charlas motivacionales o reuniones para emprendedores en donde comparto mis experiencias, como así también el interés sobre los sponsors.

P - ¿Cómo es un día tuyo en el Dakar en una etapa normal?

R - Salimos muy temprano, desayunamos y chequeamos que todo lo que debemos llevar en la camioneta esté listo. Al ser una etapa que se transita en condiciones normales, cumplimos con el enlace a tiempo, donde llegamos a la partida de la prueba que es cronometrada. Si tenemos inconvenientes sencillos, desembarcamos al campamento en un horario esperable que nos permite entrar tranquilos.

P - ¿Cómo es un día complicado?

R- Sin dudas te demora, son horas duras y angustiantes en donde hay que tener la cabeza muy fría como para llegar dentro del horario que te permite seguir en carrera, sabiendo que no hay tiempo para cenar, ducharse y en muchos casos continuar la etapa siguiente sin dormir.

Una de las tantas experiencias, en este caso en el último Dakar.

P - ¿Cómo está la camioneta, qué evolución lleva?

R - Este año volvimos al modelo de Toyota Hilux. Se trabajo en el aspecto de cajas y transmisiones, que fue algo que padecimos el ultimo Dakar; y sobre las centrales electrónicas del motor y la suspensión, puntos en los que tuvimos falencias años anteriores.

P- ¿Cuánto tienen que ver Adrián en esta aventura y tu navegante Dante Pelayo?

R- Adrián tiene mucho que ver porque es quien tuvo la iniciativa de que participe y es el que lleva el proyecto adelante. Y Dante porque me da mucha seguridad en la camioneta, nos complementamos muy bien y me deja hacer mi trabajo como piloto. Me da confianza y seguridad, es de fierro.

P- ¿Te sentís una referente de Toyota?

R- No me siento referente, pero si orgullosa de que una empresa tan importante como Toyota Argentina se fije en mi y deposite su confianza en nuestro equipo, acompañándonos no solo con repuestos sino también con una gran calidez humana.


Comentarios


Alicia Reina, en exclusiva: “El Dakar me cambió la vida”