Amenazaron con una pistola a un niño de 5 años en un confuso hecho en Bariloche

El dramático suceso ocurrió la madrugada del viernes en un vivienda del barrio Uocra. "¡Me vas a dejar ir o tu hijo se va!", dijo la mujer antes de huir, al escuchar que llegaba la policía.



Uno de los imputados fue detenido el viernes por la tarde en un allanamiento que se hizo en una vivienda del barrio Nahuel Hue. FOTO ILUSTRATIVA

Uno de los imputados fue detenido el viernes por la tarde en un allanamiento que se hizo en una vivienda del barrio Nahuel Hue. FOTO ILUSTRATIVA

Escucharon que los policías se aproximaban al domicilio en un barrio de Bariloche y Estefanía Álvarez lanzó una amenaza a la dueña de la vivienda que la estremeció. “¡Me vas a dejar ir o tu hijo se va!”, le gritó la joven, mientras apuntaba con una pistola cargada a la cabeza del pequeño de 5 años. Un escalofrío recorrió la humanidad de la mujer, que solo pensó en proteger a su hijo.

El drama no terminó ahí. Un hombre, que acompañaba a Estefanía, golpeó con un elemento contundente al padre de la dueña de casa, que se encontraba en el domicilio. El hombre sufrió traumatismo de cráneo, con dos fracturas en la región occipital, pero no perdió el conocimiento. Cuando los policías llegaron al domicilio, los agresores habían escapado, pero los arrestaron en las inmediaciones.

El dramático episodio ocurrió la madrugada del viernes, en el barrio 30 Viviendas de la Uocra de Bariloche, que está pegado al barrio Nahuel Hue, informaron fuentes judiciales.

Lo extraño es que Álvarez, de 19 años, y su acompañante, identificado como Julio Alejandro Velazquez, de 40, se marcharon supuestamente sin llevarse nada de la vivienda.

Por eso, la investigación en marcha, a cargo de la fiscal Betiana Cendón, intentará esclarecer el confuso hecho, que había comenzado alrededor de la 1 del viernes, cuando Facundo Cerda, de 20 años, se presentó en ese domicilio. No estaba solo. Un joven lo acompañaba, pero hasta ahora, ni la fiscalía ni la Policía lo pudieron identificar.

Según la hipótesis fiscal, Cerda quiso entrar por la fuerza a la casa por motivos que se desconocen. La dueña de la vivienda le impidió el paso y hubo una fuerte discusión. Cerda enfureció y la amenazó con un cuchillo. La mujer empujó al joven, cerró la puerta y llamó al 911 para pedir ayuda. En el interior estaba su padre y su hijo.

Observó por una ventana que Cerda y el acompañante efectuaban llamados, mientras amenazaban desde la calle con un machete a su padre.

Minutos después arribó un auto rojo del que descendieron, según la fiscalía, Álvarez y Velazquez, que irrumpieron por la fuerza en el interior de la casa.

Álvarez apuntó con un arma de fuego a la cabeza de la dueña de la casa y la obligó a subir al altillo de la vivienda. “¡Cerrá el culo o te mato!”, fue la amenaza de la joven a la mujer. No se sabe porqué le ordenó subir al altillo.

Segundos después, Álvarez volvió a intimidar a la propietaria de la casa. “Dejame ir porque está aplaudiendo la gorra afuera”, le reclamó Estefanía y le apuntó con el arma a la cabeza al niño. “¡Me vas a dejar ir o tu hijo se va!”, fue la amenaza, que según la fiscalía, lanzó a la madre del pequeño. Casi en forma simultánea, Velazquez golpeó con un elemento contundente al padre de la mujer y le causó lesiones graves. Luego, los agresores huyeron.

Personal de la comisaría 42 llegó a la vivienda y la mujer relató lo que había ocurrido. Con los datos que aportó de los agresores, los policías identificaron a Velazquez y la joven en las inmediaciones y los detuvieron.

Después, Álvarez agredió a una mujer policía cuando estaba arrestada en la comisaría 42. La detenida le dio un cabezazo sobre el rostro y golpes de puño a la empleada policial, que había descubierto que la joven portaba en la cintura una pistola calibre 9 milímetros, con 5 municiones en el cargados y un proyectil alojado en la recamara listo para ser disparado.

Cerda fue arrestado horas después por personal policial en un allanamiento en una casa del barrio Nahuel Hue.

El juez de garantías Juan Pablo Laurence admitió la imputación de Cendón contra los tres imputados en la audiencia de control de detención y de formulación de cargos que se hizo el sábado, informaron fuentes judiciales.

Los imputados fueron asistidos por el defensor oficial Marcos Miguel, que anticipó que tiene otra teoría para explicar lo que sucedió, pero no trascendieron detalles. Los acusados optaron por mantener silencio.

Laurence les impuso prisión preventiva por 15 días a los tres imputados. Y ordenó que la investigación se desarrolle en un plazo de 4 meses.

Cendón acusó a Álvarez por los delitos de violación de domicilio, amenazas agravadas (por el uso de un arma de fuego), portación ilegal de arma de guerra, y atentado contra la autoridad.

Le atribuyó a Velazquez los delitos de violación de domicilio y lesiones graves. Mientras que a Cerda lo imputó por los delitos de amenazas agravadas (por el uso del cuchillo) y partícipe primario de las lesiones graves.

La fiscal sostuvo la acusación con las declaraciones que las víctimas plasmaron en las denuncias, certificados médicos y el acta de procedimiento policial. Los tres permanecerán detenidos en una unidad policial.


Comentarios


Amenazaron con una pistola a un niño de 5 años en un confuso hecho en Bariloche