En Bariloche, aseguran que los planes Repro son bienvenidos pero “insuficientes”

El programa establece un aporte del Estado por trabajador y alcanza a pymes con hasta 25 empleados. La inactividad comercial y hotelera en la ciudad andina es casi total.



En Bariloche sólo permanece abierto el 30% de los comercios. La calle Mitre es una desolación. Archivo

En Bariloche sólo permanece abierto el 30% de los comercios. La calle Mitre es una desolación. Archivo

Las cámaras empresarias de Bariloche evaluaron que la ayuda anunciada por el gobierno nacional para el pago de salarios a través del programa Repro “va en el sentido correcto”, pero no alcanza para resolver los problemas que enfrentan por la parálisis casi total de la actividad económica.

Una gran parte de los comercios y empresas de esta ciudad permanecen cerrados desde el 19 de marzo, cuando comenzó la cuarentena. La “facturación cero” afecta a toda la hotelería y la gastronomía (salvo los que trabajan algo con delivery) y entre los comercios sólo permanece abierto el 30%, según indicó la cámara que los agrupa.

El Repro es una ayuda oficial para pagar los salarios que será el equivalente de un salario mínimo, vital y móvil para las empresas de hasta 25 empleados. El beneficio decrece en los planteles más numerosos, tendrá vigencia por 12 y en reciprocidad las empresas se comprometen a no despedir.

El secretario de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica, Rubén Kodjaian, dijo que “por estas horas los asesores contables trabajan en la implementación y les urge conocer los detalles”.

Recordó que Bariloche ya experimentó el plan Repro de 2011, durante la crisis de las cenizas volcánicas. Pero dijo que esta vez la situación es distinta porque muchos empleadores tienen “facturación cero” y no pueden hacerse cargo del resto del salario.

Opinó que deberá existir “un ajuste en los montos” y medidas complementarias como la suspensión del pago de contribuciones patronales y créditos a tasa cero. Con mayor cautela mencionó también un posible acuerdo con los sindicatos para que los trabajadores absorban parte del costo en su propia remuneración. Dijo que sobre ese tema hay negociaciones a nivel nacional.

La presidente de la Cámara de Turismo de Bariloche, Belén García Bertone, dijo que todavía no tienen una visión definitiva de la aplicación del Repro porque “sólo circulan versiones y borradores”. Aseguró que “a duras penas” el pago de salarios de marzo en el sector turistico estaría garantizado. Pero en adelante la situación será insostenible y con el Repro “no alcanza”.

Subrayó que el grueso de las pymes tienen “ingreso nulo” desde que comenzó la cuarentena y hasta fecha indefinida. “El Repro ayuda, pero es insuficiente y deberá llegar con otras medidas”, estimó García Bertone.

El vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industria, Leonardo Marcasciano, dijo que la inscripción para el Repro, tal como está regulada hasta ahora, es muy engorrosa porque exige -por ejemplo- que la nómina de personal esté detallada en una planilla con firma del contador y “certificación del colegio profesional”. Dijo que los colegios están cerrados por la cuarentena y además es “un servicio que tiene costo”, lo cual va a contramano de la gratuidad del trámite y de la velocidad que se le quiere imprimir. Recordó que esos datos la AFIP ya los tiene por el formulario 931, en el que se informan sueldos y cargas.

El reclamo de la Cámara, puntualizó, es “que se implemente el Repro, que se agilice, y también que se revise toda la cuestión impositiva, porque siguen corriendo los gastos”.

Dijo que están al tanto a través de CAME sobre lo que ocurre en otros puntos del país y puso como ejemplo una medida de La Rioja, donde el gobierno ofrece créditos de hasta 500 mil pesos a tasa cero, a devolver en 36 cuotas con seis meses de gracia. “Esa es una medida contundente, aunque admito que no todas las provincias deben poder, porque se les está cayendo la recaudación”, dijo Marcasciano.

Refirió que la Cámara de Comercio barilochense reúne a unos 1.000 asociados, de los cuales el 70% está cerrado y también un gran porcentaje “tienen no más de 2 ó 3 empleados”. Señaló que en todo el país dependen del sector 4,2 millones de empleos.

“Si una empresa tiene espaldas paga los sueldos, y es lo que va a pasar ahora en marzo. Pero después sin ingresos no puede sostenerlo más -afirmó-. En la Argentina una pyme puede aguantar una hiperinflación, un dólar loco, un fisco voraz, pero un negocio cerrado es inviable”.

Kodjaian coincidió en que “el panorama es muy complicado” y si bien en la hotelería y la gastronomía el tamaño de las empresas “está muy segmentado” y va de los 3 a los 100 empleados, “la situación es insostenible para todos”.


Comentarios


En Bariloche, aseguran que los planes Repro son bienvenidos pero “insuficientes”