Señalan que la escuela de Aguada San Roque reabrió, pese a estar en obra, por la vuelta de la presencialidad

Desde el Gobierno confirmaron que no habían finalizado los trabajos. Ayer hubo clases antes de la explosión.




Mientras se esperan los resultados de las pericias en la escuela de Aguada San Roque que ayer explotó, una de las grandes preguntas es por qué estaba funcionando si la obra no había finalizado. Desde el Gobierno confirmaron que aún restaban tareas para terminar el edificio y que no se deberían haber dictado clases, lo que sí ocurrió antes del trágico hecho. Para el sindicato docente ATEN está claro que la situación está vinculada a la decisión del Ejecutivo de retornar a la presencialidad.

ATEN cuestiona el regreso a las escuelas desde el primer momento. Consideran que no están dadas las condiciones epidemiológicas por la ocupación de camas, aunque haya una tendencia a la baja de casos. Además, repitieron el reclamo de todos los años: refacciones en los edificios, sobre todo, en los sistemas de calefacción. El pedido se acentuó por la necesidad de asegurar la ventilación en las aulas, aún con bajas temperaturas.

Ahora, el sindicato docente señala que el contexto de regreso a la presencialidad, impulsado con fuerza por Provincia, es un elemento central a la hora de pensar lo qué pasó en Aguada San Roque. Reconocen que, probablemente, hayan influido las condiciones del lugar, que permiten que no hayan aglomeraciones y se respeten las medidas de cuidado por la pandemia. También consideraron que era el primer trabajo de la docente herida, Mónica Jara, lo que puede haber influido en su decisión de dar clases presenciales.

Aguada San Roque estaba incluida en las primeras definiciones, que indicaban que las escuelas rurales podían volver a la presencialidad. Luego de algunos cruces, el Gobierno provincial dispuso el regreso presencial de todos los niveles y en toda la provincia esta semana. Esto, para el sindicato docente, incrementó la presión en los equipos docentes para volver a las aulas.

Según la ministra de Educación, Cristina Storioni, la comisión de fomento había ofrecido otro espacio para que funcione la escuela, pero desconocía los detalles. La funcionaria prefirió resaltar que su cartera está a entera disposición de la investigación y que, a la espera de su resultado, serán prudentes sobre las declaraciones. Lo que sí confirmó es que la escuela no debería haber tenido clases por estar en obra.

De parte del sindicato hoy se organizó paro, pero no se convocaron actividades presenciales. Un grupo viajó ayer, apenas conocieron los hechos, a Aguada San Roque, y otro acompaña a la familia de la docente afuera del hospital. Desde la oposición de ATEN se convocó a una marcha para esta tarde. Además, diputados y concejales del FIT pidieron al renuncia de la ministra.


Comentarios


Señalan que la escuela de Aguada San Roque reabrió, pese a estar en obra, por la vuelta de la presencialidad