Así fue el ataque a los fiscales en Villa Mascardi

La fiscal Silvia Paolini recalcó que no pudieron terminar las diligencias en Villa Mascardi por el ataque de un grupo de encapuchados. "Después dicen que uno no investiga", apuntó.



La camioneta en la que se trasladaban los funcionarios judiciales. Foto: gentileza.

La camioneta en la que se trasladaban los funcionarios judiciales. Foto: gentileza.

“No llegamos a estar ni 15 minutos”. La fiscal Silvia Paolini relató el ataque que sufrió ayer por la tarde por parte de un grupo de personas encapuchadas en Villa Mascardi a donde concurrió para llevar a cabo una pericia vinculada al incendio de una cabaña en el predio de Gas del Estado el día anterior.

La fiscal explicó que más allá del atentado a la vivienda, “circulaban unos audios de la comunidad mapuche en los que planteaban que el personal policial los había agredido. Fuimos al lugar a buscar evidencia de que habían sido agredidos”.

Paolini consignó que “el Ministerio Público concurrió con personal del Gabinete Criminalístico al lugar a buscar indicios porque supuestamente decían que personas de la comunidad habían sido agredidos por personal policial ayer”.

Paolini, junto a dos fiscales adjuntos (Facundo D' Apice y Clara Moldes) y un asistente del Ministerio Público Fiscal, y los cuatro integrantes de Criminalística recorrían ese predio cuando efectivos del Cuerpo de Operaciones Especiales y Rescate (COER) les informaron por radio que a pocos metros del lugar, “un grupo de la comunidad mapuche había prendido fuego en la banquina de la ruta nacional 40”.

“De repente, esgrimió la fiscal, empezaron a arrojarnos piedras bocha y a gritarnos en esa lengua. El COER tuvo que cubrirnos para que pudiéramos llegar a la camioneta y abandonar el lugar”. Contó que uno de los agresores estaba subido al capot del vehículo y alcanzó a ver que llevaba una boleadora.

“Los efectivos del COER lograron correrlos. El jefe del COER resultó lesionado con uno de los piedrazos”, dijo Paolini y aseguró que hubo un disparo al aire para disuadir a los atacantes.  

Pero aclaró que “el personal del COER solo custodiaba el predio. En ningún momento, se enfrentó con ellos. Solo cuando nos vinieron a atacar”.

Cuando lograron abandonar el lugar, la fiscal advirtió del episodio al procurador de Río Negro Jorge Crespo que indicó no regresar al lugar. “No pudimos terminar las diligencias debido a la violencia de esas personas. Después dicen que uno no investiga”, observó Paolini.


Comentarios


Así fue el ataque a los fiscales en Villa Mascardi