Ataron a doce personas y se llevaron 150.000 pesos

El audaz asalto se cometió en Rincón de los Sauces. Sabían que la víctima tenía dinero en la casa.

#

La víctima tiene su vivienda pegada al corralón. El matrimonio se encontraba con invitados, que fueron reducidos y apilados en un baño.

RINCON DE LOS SAUCES (ARS).- En un hecho delictivo insólito para esta ciudad, dos delincuentes maniataron durante tres horas a doce personas en un domicilio particular y se llevaron 150.000 pesos.

El episodio ocurrió el pasado domingo por la noche, en la vivienda de una conocida familia de comerciantes de esta ciudad del rubro corralón y áridos.

Según el relato policial y de una de las víctimas, el domingo alrededor de las 22 seis personas estaban dentro de una vivienda ubicada en pleno centro, a la espera de otras seis, invitadas a cenar en el lugar.

Pero la típica reunión de amigos de los domingos se transformó de un momento a otro en una pesadilla.

Dos personas ingresaron por la puerta de atrás de la vivienda, a cara descubierta y con armas de grueso calibre. Los sorprendidos ocupantes comprendieron en pocos segundos que se trataba de un atraco.

Los maleantes redujeron a las seis personas e inmediatamente comenzaron a preguntar por "El Gato", apodo de uno de los propietarios de los comercios y por su hermano, para conocer adónde estaba el dinero.

Según pudo reconstruir "Río Negro", durante los primeros minutos la persona a quien apodan El Gato decidió no revelar la ubicación de los billetes, pero debió ceder luego.

Mientras, el resto de los invitados a la cena comenzaron a llegar hasta completar doce personas, entre ellos tres menores. Todos iban siendo reducidos.

La situación era cada vez más tensa, por lo que la familia debió darles el dinero que había en la vivienda.

Según el comisario Carlos Billena, a cargo de la unidad policial 35, había 150.000 pesos en la vivienda y fue ese el botín con el que se alzaron los delincuentes, además de otros 3.200 pesos que estaban aparte, indicó.

Una de las víctimas señaló que la trataron "muy mal y hasta pusieron un cable alrededor de mi cuello apretándolo para que les dijera adónde estaba la plata, pero a los chicos, dentro de todo, los trataron bien", dijo.

Los malvivientes levantaron en varias oportunidades del suelo a la persona que supuestamente conocía el lugar del dinero y lo hicieron recorrer la casa y los departamentos traseros para localizar el botín.

Atados y amordazados en el piso, se hizo imposible intentar pedir auxilio o dar aviso a la policía, por lo que los asaltantes actuaron desde la diez de la noche hasta la una de la madrugada, con total impunidad y determinados a encontrar los billetes.

Los celulares de todos los ocupantes les fueron quitados ni bien los ataban para evitar un pedido de auxilio.

Durante el hecho, los delincuentes recibieron varias llamadas a un celular. Se escuchaba la voz de una mujer que decía: "El Gato tiene la plata".

Antes de partir con destino desconocido, los desafortunados comensales fueron literalmente apilados en el baño del lugar.

Los delincuentes cortaron los cables de los teléfonos de la casa y cerraron todas las puertas con llave, para luego darse a la fuga.

Minutos después, las víctimas del asalto pudieron librarse de las ataduras hechas con cinta de embalar y dieron aviso a la policía desde un teléfono ubicado en su comercio, edificio contiguo a la vivienda y separado por una puerta.


Comentarios


Ataron a doce personas y se llevaron 150.000 pesos