Atrapado en mi libertad




Atrapado en mi libertad, hago quilombo… Imagino destinos para entes dispersos, que son mis afectos, mis sueños y mis pasiones.

Entrometido forjo carreteras inenarrables, para mí, para los otros y para todos, y después salgo a probar suerte, a la búsqueda de candidatos y de aliados.

Renuevo y afino el tono de mis sueños y los destinos que imagino quedan abiertos a la disposición incólume de los soñados.

Con todos ellos ponemos en la batidora humores, emociones e ideas raras. Todo está bien y todo cabe en este arcoíris que tiene sus rarezas.

Algunos sueños pueden desecharse y cambiarse por otros mejores. Baúl de sueños resulta cada uno, y todos juntos hacemos aumentar el despelote.

La libertad es libre y no hay fronteras que nos impidan llegar al deseo ansiado.

Al compartir libremente los sueños se enriquece nuestra fuente de pasiones y salimos a buscar aquello que nos compete. Lo encontramos a la vuelta de la esquina…

Acomodamos expectativas y detalles, encontramos nuestras posiciones en el equipo y tomamos el rol que mejor nos cuadra, listos y bien preparados, sin nunca desafinar en nuestro sueño -aunque sea grande- ni en los ajenos.

Atrapado pero suelto al aire libre, imagino mil y un futuros nuevos, para humanidades diferentes y bestias, en un concierto que no sabe de compases ni armonías.

Alberto Félix Suertegaray

DNI 14.169.481

Roca


Temas

Libertad

Comentarios


Atrapado en mi libertad