Avanzan con testigos y ADN en el caso de la niña abusada por el padrastro en Neuquén

Declarará la abuela, entre otras personas citadas por la fiscalía. También esperan resultados de cotejos de ADN.



Personal de la comisaría del Gran Neuquén fue la que descubrió al sujeto con su hijastra (Archivo)

Personal de la comisaría del Gran Neuquén fue la que descubrió al sujeto con su hijastra (Archivo)

La abuela de la niña de 5 años que fue abusada por su padrastro de 27 en el interior de un automóvil declarará esta semana en la fiscalía. Además, al imputado se le realizará una extracción de sangre para cotejar el ADN con los fluidos hallados en el vehículo.

Esos son algunos de los avances que registrará la investigación del hecho descubierto el miércoles 13 a la madrugada en la zona de meseta. Al acusado le dictaron seis meses de prisión preventiva por abuso sexual doblemente agravado.

La víctima, su hermana de 2 años, su hermano de 4 y su madre de 32, que está embarazada del abusador, se mudaron con otros familiares ya que les quemaron la casa.

Además de la contención de sus parientes, reciben visitas de psicólogos, asistentes sociales y de la defensoría de los derechos del Niño, Niña y el Adolescente.

La niña de 5 años será evaluada esta semana para determinar si se encuentra en condiciones de afrontar una Cámara Gesell, ya que apenas producido el hecho se “bloqueó” a tal punto de negar la existencia del hombre de la abusó, según dijeron fuentes judiciales con acceso a la investigación.

La defensora del Niño, Marcela Robeda, dijo que a raíz del bloqueo “no puede brindar un relato” de lo que sucedió, aunque el primer día que la asistieron algo alcanzó a contarle a una médica del hospital.

El fiscal jefe Pablo Vignaroli, en tanto, adelantó que hay sospechas de que sus hermanos también fueron víctimas de abuso, se desconoce si por parte del ahora detenido. Esa investigación apenas está comenzando.

La madre de las víctimas atraviesa un cuadro de vulnerabilidad absoluta. No tiene trabajo ni se encuentra en condiciones de hacerse cargo de los hijos, por eso se refugió en la casa de parientes. El padre de la niña abusada no habría tomado contacto con ella para ofrecerla ayuda.

En sus redes sociales la mujer exhibía con orgullo su embarazo y compartía deseos de transitar con felicidad ese estado. También tenía publicaciones sobre el femicidio de Cielo López.

El hombre detenido, un mecánico sin trabajo fijo, borró sus perfiles. No registraría antecedentes por abuso aunque familiares de la mujer dicen que tiene actitudes violentas. Lo acusan de sustraer a la niña a la madrugada cuando todos dormían y dio tres domicilios distintos para confundir a la policía.

Al día siguiente de ser descubierto, la humilde casa de la mujer en la toma 2 de Mayo ardió por un incendio intencional. La fiscalía y la defensoría sospechan que los autores fueron allegados al sospechoso, y que lo hicieron para borrar pruebas. Lo que lograron fue que la familia se quede sin ropa, muebles ni comida.

La ropa que vestía el imputado es otra de las pruebas importantes para la investigación.

Cuando lo descubrieron, el sujeto sólo tenía puesta una remera y zapatillas. El pantalón y la ropa interior estaban en el interior del automóvil y fueron secuestrados durante la requisa.

En cuanto a la niña, estaba cubierta por una manta que también fue secuestrada. Fuentes de la investigación no pudieron precisar qué ropas vestía la niña esa madrugada. Otros elementos valiosos para peritar se perdieron con el incendio en la casa de la víctima.


Comentarios


Avanzan con testigos y ADN en el caso de la niña abusada por el padrastro en Neuquén