Balance positivo para la presente temporada de cerezas

Climatológicos, logísticos y comerciales. Los tres grandes desafíos que enfrentó en la temporada 2021, una de las actividades regionales con más futuro y potencial exportador.

Por Leticia Caminiti (*)

Potencial de mercado. Las cerezas argentinas, un producto deseado en el mundo asiático.

La reciente temporada de exportación de cerezas no estuvo exenta de los desafíos vinculados al COVID-19 y sus efectos. Las problemáticas ambientales también han dejado su huella en la campaña. En definitiva, el sector se encontró tres grandes desafíos: logísticos, climatológicos y comerciales.
A pesar de todos estos retos y de la excepcionalidad que caracteriza a estos tiempos, la temporada argentina de cerezas ha sido positiva, ya que su volumen exportable creció en un 8,5% en comparación con la anterior campaña. Las cerezas de Argentina se caracterizan por mantener un crecimiento leve y sostenido en el tiempo, y por contar con una oferta diversificada.
Con respecto a los desafíos logísticos, se afrontó la disminución de vuelos de carga aérea comerciales, y capacidad de espacio en bodega, junto con el cese de operaciones en el país de diversas aerolíneas. Una manera de hacer frente a esta problemática fue la realización de diversos vuelos charter. Por otro lado, el traslado de trabajadores migrantes entre las distintas jurisdicciones provinciales presentó dificultades ante las variadas restricciones impuestas por cada localidad y provincia, derivando en altos costos operativos y logísticos, así como productivos. En este sentido, se llevó a cabo el diseño de un protocolo COVID-19 específico para los establecimientos y el traslado de trabajadores, en conjunto con la Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados (CAPCI) y diferentes autoridades de los gobiernos locales y provinciales.

El traslado de trabajadores entre las distintas jurisdicciones presentó dificultades ante las variadas restricciones impuestas por cada provincia.


En relación a los desafíos climatológicos o de carácter ambiental, provincias como Chubut y Santa Cruz se vieron afectadas por intensas heladas durante los periodos de floración, teniendo como consecuencia una merma importante en su producción exportable. Esto se vio reflejado en una disminución del 21,47% y 24,40% respectivamente, en relación a la temporada anterior.
Por último, respecto a los desafíos comerciales, desde antes del comienzo de la campaña se estimaba una sobreproducción de cerezas chilenas que tenían como principal destino al mercado chino. Sin embargo, el impacto más fuerte se desató a raíz de la difusión en redes sociales y medios de comunicación de China sobre posibles infecciones de COVID-19 en packagings de cerezas importadas, poco tiempo antes de la celebración del comienzo del Año del Buey. Esto trajo aparejada una cotización muy por debajo de la habitual, en una época donde suele haber alta demanda, sumado a la incertidumbre respecto a la compra y consumo de cerezas importadas por parte de los consumidores chinos. Como resultado, se vieron afectados más de cuarenta contenedores marítimos en tránsito. Casos como este, evidencian la importancia de diversificar la oferta exportable y los riesgos de la concentración de la misma en un único mercado.

El interrogante es si nuestras cerezas mantendrán la tendencia de concentrar el grueso de su oferta en el mercado chino.


China y Hong Kong representaron en 2021 el 41% del volumen total exportado, Estados Unidos y Canadá un 31%, mientras que Europa y Reino Unido un 19%. El resto se distribuye entre Medio Oriente (5%), otros destinos asiáticos (2%) y Sudamérica (2%). En contraste con la temporada pasada el volumen con destino a China y Hong Kong creció un 15,5%. En tanto que Estados Unidos y Canadá aumentaron un 9%, Europa y Reino Unido un 3,83%.
Por segundo año consecutivo, China se posiciona como el principal mercado de las cerezas argentinas, al mismo tiempo, Argentina se encuentra en segundo lugar (detrás de Chile), como exportador del hemisferio sur hacia el gigante asiático. El interrogante es si nuestras cerezas mantendrán la tendencia de concentrar su oferta en el mercado chino. Sin dudas, el reconocimiento del Área Libre de Plagas ha impactado positivamente en este incremento, sin la necesidad de realizar cold treatments, permitiendo los envíos aéreos. Queda por ver en las siguientes temporadas, si esta incipiente, aunque marcada tendencia de crecimiento de las exportaciones a China, se consolida, en detrimento de los mercados tradicionales.
(*) Lic. en Cs. Políticas ( UBA)

Datos

41%
Lo que representa el mercado chino en el total de exportaciones de cereza argentinas.
8,5%
El aumento en el volumen exportado de cerezas en la campaña 2021.

SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Balance positivo para la presente temporada de cerezas