Bariloche abre en una semana bares y restaurantes

La ciudad pasó del aislamiento al distanciamiento social y entra en la fase 3. El intendente Gennuso dará detalles de la apertura de actividades.





Los locales gastronómicos más chicos, como Belakay que abre hoy, deben administrar bien el espacio y garantizar distancia. Foto: Alfredo Leiva

Los locales gastronómicos más chicos, como Belakay que abre hoy, deben administrar bien el espacio y garantizar distancia. Foto: Alfredo Leiva

Bariloche dejó de tener circulación comunitaria del coronavirus, según determinaron los gobiernos nacional y provincial, que dispusieron pasar aquí de la etapa del aislamiento a la del distanciamiento social. Este nuevo estatus le permite a la ciudad pasar a la fase 3 de la cuarentena: se autorizarán deportes individuales al aire libre y la apertura de gimnasios, pero además el intendente Gustavo Gennuso anunciará hoy que habrá un período de entrenamiento para que en una semana abran bares y restaurantes con restricciones de espacio y “aforo reducido”.

¿Por qué si Bariloche sigue teniendo casos de covid 19 cambia su estatus? Fuentes sanitarias explicaron que se cuenta con los dedos de una mano la cantidad de casos de los que no se conoce la fuente del contagio. La municipalidad sostiene que el ritmo de duplicación es superior a las dos semanas (19 días) y que la curva se aplanó.

Hay un dato que no es estrictamente sanitario: la presión del comercio que, aun sin turistas, pide poder facturar. A diferencia de otras ciudades, Bariloche tiene actividades que redujeron a cero su facturación. Y muchos locales cerraron. Cierto atisbo de rebelión fiscal preocupa a los funcionarios.

La flexibilización de actividades en Bariloche es consecuencia del decreto del presidente Alberto Fernández que les quitó a los habitantes de la ciudad la obligación de aislarse para pasar a la de distanciarse.

Y poco después la gobernadora Arabela Carreras dispuso la flexibilización de actividades. Temprano se comunicó que se podrán hacer deportes individuales al aire libre, se abrirán gimnasios y natatorios.

“Esto es posible por la labor realizada por los equipos de Salud de Río Negro en la ciudad que, día a día, trabajan para controlar la pandemia y achatar la curva de contagios”, dijo la gobernadora

La ciudad pasará así a la llamada fase 3: incorporación de actividades turísticas con la apertura de salones gastronómicos con restricciones respecto del aforo y un estricto protocolo de seguridad e higiene. Y obras de construcción con más de 5 obreros.

Escalada, buceo, tenis, esquí, pesca embarcada, atletismo, equitación y actividades deportivas individuales en espacios cerrados son los deportes que se autorizarán.

Se tomarán la próxima semana para ver, local por local, cómo se puede trabajar, especialmente en gastronomía, de manera segura para el personal y los clientes, pero no trascendieron detalles porque Gennuso los quiere dar hoy en persona, en una conferencia de prensa.


Comentarios


Bariloche abre en una semana bares y restaurantes