Bariloche: el 87% pagará menos por Servicios

El gobierno local difundió detalles sobre el nuevo esquema de cálculo para la tasa, que todavía debe ser aprobado por el Concejo. El aumento fuerte sería para los inmuebles más costosos.



#

El Ejecutivo defiende su proyecto asegurando que se basa en "una distribución de las cargas mucho más sana".

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La nueva Tasa de Servicios que proyecta instrumentar el Ejecutivo municipal beneficiará con sensibles rebajas al 87% de los contribuyentes y sólo impondrá aumentos al 13% con mayor capacidad económica.

La facturación global será la misma que hoy (unos 23 millones de pesos anuales), pero la decisión del gobierno es aplicar importantes variaciones en la distribución de las cargas. El nuevo régimen elimina la zonificación actual y el monto que pagará cada frentista depende del valor fiscal de su propiedad.

El proyecto que presentó días atrás el intendente, Marcelo Cascón, fue elaborado por el secretario de Economía, Federico Lutz, y el técnico Joaquín Escardó. Su implementación depende de que el Concejo apruebe la ordenanza, que por su contenido requiere una mayoría especial de dos tercios.

La Tasa de Servicios hoy vigente está encuadrada en la ordenanza 1.800 (de febrero de 2008), que impuso aumentos del 188%, con un engorroso sistema de alícuotas diferenciales para los comercios, en función de los metros de frente y la superficie. El volumen de los aumentos y las iniquidades que el sistema no eliminó provocaron un duro rechazo que derrumbó el índice de recaudación por debajo del 30%.

Con la nueva reforma el gobierno se propone revertir ese clima hostil. Lutz y Escardó confían en que la repercusión será positiva por el criterio de progresividad que tendrá la nueva tasa, ya que la mayor parte de los vecinos pagará menos que hoy, lo cual será compensado con fuertes incrementos a propiedades costosas. Según el secretario, el sistema propuesto “responde a los principios legales y constitucionales vigentes” y contiene “una distribución de las cargas mucho más sana” que la actual.

La tasa tendrá un componente “A” de 24 pesos por bimestre que pagarán todos los contribuyentes “en concepto de tributación universal” y un componente “B” que recaerá solo sobre los inmuebles cuyo valor fiscal (terreno más mejoras) supere los 16.500 pesos. Este último adicional será calculado a partir de una alícuota, que es más onerosa a medida que crece el valor de la propiedad.

Los técnicos cruzaron datos del catastro municipal con las valuaciones fiscales asignadas por la provincia y determinaron cuánto pagará cada una de las 48 mil parcelas al aplicar las pautas del proyecto de ordenanza.

De acuerdo a esa “simulación”, un 33% de las propiedades (las valuadas en menos de 16.500 pesos) pagarán en promedio 26,5 pesos, cuando hoy la tasa que reciben es de 48,5 pesos. La rebaja para ellos será del 45%.

La franja cuyos inmuebles valen entre 16.500 y 50 mil pesos (otro 38%) pagan actualmente 74,2 pesos bimestrales y con la nueva tasa abonarán en promedio 37,2 pesos (descuento del 49%).

También quienes tienen propiedades de 50 mil a 100 mil pesos tendrán un recorte en su tasa del 17%. Hasta hoy pagan en promedio 97,2 pesos y pasarán a pagar 80,5 pesos.

Sólo los inmuebles más caros tendrán aumentos, que en algunos casos llegan al 2.000%.

Los ejemplos en el punto máximo de la pirámide son los hoteles Llao Llao y Panamericano, que están valuados (ambos) en 14 millones de pesos. El primero de ellos paga hoy al municipio 295 pesos por bimestre y con la nueva tasa recibirá facturas de 19.327 pesos.


Comentarios


Bariloche: el 87% pagará menos por Servicios