Bariloche: El Municipio defendió su presupuesto 2021 en una audiencia pública

El secretario de Economía municipal presentó el proyecto, que prevé ingresos y erogaciones por 5.100 millones de pesos para el año próximo. Destacó lo actuado por la gestión del intendente Gennuso durante la pandemia.




El proyecto de presupuesto 2021 prevé una suba del orden del 30 por ciento en los ingresos y gastos del Municipio, en comparación con 2020. (Foto archivo)

El proyecto de presupuesto 2021 prevé una suba del orden del 30 por ciento en los ingresos y gastos del Municipio, en comparación con 2020. (Foto archivo)

El municipio espera consolidar el año próximo la recuperación económica que debería acelerarse con la apertura turística y que le permitiría cumplir con un plan presupuestario en el que previó el despliegue de 166 programas por un total de 5.109 millones de pesos. 

El secretario de Hacienda, Diego Quintana, presentó este viernes, en audiencia pública, el proyecto de presupuesto 2021, que contiene una previsión general de ingresos y gastos ajustada que suben un 30% respecto del ejercicio actual, aunque con algunas partidas ajustadas por encima de ese porcentaje. Según el funcionario, son “las que tienen que ver con la asistencia social y con acercar soluciones a sectores de bajos recursos”. 

La audiencia se realizó en el gimnasio municipal 3, con estrictas pautas de distanciamiento y prevención sanitaria. Se habían anotado once oradores, de los que sólo nueve presentaron sus ponencias, casi todos con severas críticas a la gestión. 

Quintana concurrió acompañado por el Jefe de Gabinete Marcos Barberis y buena parte del gabinete municipal, pero el intendente Gustavo Gennuso estuvo ausente.

En su exposición inicial el secretario de Hacienda dijo que el presupuesto para el año próximo tiene 166 programas en lugar de los 187 del proyecto 2020 y que “se hizo una proyección con un aumento general en las partidas del 30%”.

Destacó que la obligación de respetar un equilibrio entre ingresos y egresos, impuesto por el pacto fiscal firmado hace tres años, quedó suspendido por la pandemia  tanto en las provincias como en los municipios y es el cuadro de situación que rige hoy. 

Señaló que el programa de gobierno reflejado en el presupuesto municipal se elaboró con los aportes de cada secretaría y exige “prácticas de conjunto” entre todas las áreas. 

En realidad, buena parte de la disertación de Quintana no estuvo enfocada en desmenuzar los números del presupuesto 2021 sino en relatar lo ocurrido este año, en el que -según dijo- “las mismas zozobras vividas por la esfera particular se trasladaron a las instituciones de gobierno”. 

Señaló que por la caída de la recaudación el municipio dejó de acumular superávit financiero, como ocurría mes a mes desde agosto de 2018.

Dijo que los números empezaron a quedar en rojo en abril pasado y que el peor mes fue julio, cuando los ingresos municipales fueron de apenas 171 millones de pesos y los egresos 333 millones

Según Quintana, a partir de julio hubo una incipiente recuperación por la apertura progresiva de la economía y también por los aportes no reintegrables de origen nacional, que coparticipó la provincia. En agosto los ingresos volvieron a superar a los egresos (245 contra 238 millones). 

El funcionario resaltó que para sortear la emergencia fue necesario para el municipio asumir nuevos gastos por el Covid (unos 85 millones de pesos), llevar adelante una reestructuración administrativa y reconvertir la gestión del empleo generalizado de papel al “soporte informático”. 

Quintana admitió que el plan de regularización de deudas con importantes quitas de capital ofrecido a los contribuyentes no tuvo el resultado deseado porque el gobierno esperaba aprovechar la reactivación económica que iba a llegar con el invierno y se demoró, por el cierre del turismo.

Pero aun así permitió recaudar 54 millones de pesos. Quintana dijo que esa suma compensó casi en su totalidad lo resignado por la eximición aplicada sobre los mínimos de la tasa comercial para ayudar a ese sector y que representó “un esfuerzo grande para el municipio”.

El secretario de Hacienda dijo que a lo largo del año fue necesario que el municipio se concentre en sus funciones de “contener las demandas, brindar soluciones y asegurar la prestación de servicios” y que nada de eso hubiera sido posible sin los cambios previos que se realizaron para modernizar el sistema de gestión y permitir por ejemplo “el cobro remoto” de tasas y contribuciones. 

“La municipalidad nunca se detuvo -agregó-. Ha sido sumamente complejo administrar esta contingencia, pero acompañaron todos. El resultado es satisfactorio”.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Bariloche: El Municipio defendió su presupuesto 2021 en una audiencia pública