Bariloche pondrá en marcha un plan para regularizar lotes sociales

El objetivo de fondo es que miles de familias puedan acceder a la documentación de los terrenos que ocupan. El proceso se impulsa desde el Instituto Municipal de Tierra y Vivienda, y demandará tiempo.

Fernando Nahuelpan se instaló hace más de 8 años en una manzana del barrio Nahuel Hue. Por esos años no había muchas familias. Hoy, tiene vecinos por todos lados. Relató que hace unos 8 años obtuvo el documento de ocupa y que lo presentó en Tierras y Viviendas de la Municipalidad de Bariloche.

Dijo que con ese documento pudo tramitar la plantilla catastral y acceder al pilar de luz. Contó que el dueño de la manzana es de Buenos Aires.

Reveló que su deseo es acceder a un título de propiedad. “Sería ideal tener un título. Creo que todos mis vecinos están a la espera de eso, que algún día se pueda regularizar”, opinó. “Me encantaría que venga el dueño y me dijera tenés que pagar el terreno y te doy el título. Estaría espectacular”, expresó.

Miles de familias de Bariloche no cuentan con documentación de los terrenos donde viven. Algunos llevan décadas en esa situación de incertidumbre. Pero no es un procedimiento sencillo.

En el gobierno municipal tomaron nota del asunto y quieren poner en marcha un plan para regularizar la situación dominial de cientos de lotes ubicados en varios barrios de Bariloche.

Es un plan que se proyecta desde el Instituto Municipal de Tierra y Vivienda para el Hábitat Social. El objetivo es que las familias que viven en esos terrenos puedan acceder a la documentación y en el futuro a un título de propiedad.

El presidente de ese organismo, Javier Giménez, informó que en el barrio El Maitén viven unas 1.600 personas aproximadamente. Dijo que el barrio se asentó sobre tierras que la Provincia tiene que transferir al Municipio.

Comentó que, junto con esa regularización, proyectan una urbanización de alrededor de 60 lotes sociales, en el sector próximo a las canchitas del barrio donde hay que hacer un mejoramiento. Dijo que un agrimensor está trabajando en el terreno para determinar la tierra disponible.

Giménez sostuvo que en ese barrio quieren dejar dos reservas para un proyecto de viviendas colectivas para unas 40 familias. Es una idea que tienen en carpeta, para trabajar después.

El panorama es mucho más complicado en el barrio Nahuel Hue. Allí, viven alrededor de 8.000 personas. Varias familias tienen documentación de sus terrenos, pero son una minoría.

Traspasos

Giménez dijo que en Nahuel Hue hay que hacer el traspaso de los titulares de esos lotes, que en su gran mayoría pertenecen a privados y sociedades anónimas, a la Municipalidad de Bariloche.

Es el paso necesario para que cientos de familias puedan acceder a un boleto de compraventa. “En Nahuel Hue tenemos el problema que son muchos los titulares de lotes”, señaló.

Una de las alternativas para agilizar los trámites es de hacer los traspasos dominiales de los lotes como compensación de las deudas que esos titulares tienen con el Municipio.

Solo en Nahuel Hue son 1.350 lotes que tenemos que traspasar dominialmente a la Municipalidad”, observó.
Planteó que tienen que hacer todo un seguimiento con cada uno de los lotes para poder lograr ese objetivo. Comentó que algunas familias tienen preadjudicaciones.

En el barrio Nahuel Hue viven unas 8.000 personas y gran parte de los titulares de terrenos son de Buenos Aires. Archivo

“Hay que ver qué manzanas, qué lotes y en base a eso ir viendo uno por uno. Hay lugares que las familias terminaron de pagar todo, pero para hacer el título a nombre de ellos hay que hacer las traslativas”, reiteró Giménez.

Comentó que crearon una comisión de trabajo entre el Instituto Municipal de Tierra y Vivienda para el Hábitat Social y el concejal de Juntos Gerardo Ávila. Y en el Consejo Social de Tierras, con la concejala del Frente de Todos Julieta Wallace y su par Gerardo del Río del partido PUL.

Dijo que existe la posibilidad de que cada familia puede avanzar de manera particular con la regularización de su lote, pero en ese caso se tendrá que hacer cargo de los costos que demandarán esos trámites. La idea que evalúan en el Instituto es regularizar los lotes en un procedimiento a bajo costo.

Giménez comentó que en el barrio Nuestras Malvinas “no es tanto lo que hay que regularizar”. Dijo que un agrimensor está trabajando en las tierras que utiliza Asocluba y el predio que la Municipalidad cedió en comodato a la junta vecinal. “Queremos ordenar el tema de los papeles y definir qué parte le queda a Asocluba”, añadió.

Dijo que en el barrio Alborada hay una fracción de tierra donde viven unas 15 familias, en cercanías a la Escuela 284, que hay que regularizar. Son tierras que pertenecen a la Provincia que las tiene que traspasar al Municipio.

Giménez advirtió que en el caso de los barrios Eva Perón y Arrayanes hay varias familias asentadas en lugares que no son aptos para urbanizar. “Una de las opciones en esos casos es reubicar a esas familias”, enfatizó.

Hay lugares donde las familias pagaron, pero para hacer el título a su nombre hay que hacer las traslativas”.

Javier Giménez, presidente del Instituto Municipal de Tierras y Viviendas.

Reubicar

Mencionó que en los barrios 2 de Abril hay que reubicar familias que se instalaron en medio de un cañadón y arriba de los caños de desagüe.

Otro punto donde hay que resolver el tema dominial es en el barrio Inta. Allí, hay entre 7 y 8 familias que necesitan acceder a la documentación. También hay problemas dominiales en el barrio 10 de Diciembre.

Giménez manifestó que allí hay algunos lotes que avanzaron sobre los terrenos de vecinos o directamente invadieron calles.

El presidente del Instituto apuntó que en el barrio Unión está el problema de las familias de la Manzana 187, “donde no está permitido construir viviendas en ese espacio y se asentaron igual”.

Recordó el caso de las familias instaladas en la Manzana Hueney, que la semana pasada cortaron las calles del sector para reclamar la regularización de la toma para acceder a los servicios.

“Esas tierras, de acuerdo a nuestros datos, pertenecen al Ministerio de Educación de la Nación”, informó Giménez. Admitió que el trabajo por hacer es complejo, pero que es necesario para que miles de familias puedan acceder a los boletos de compraventa y, en el mejor de los casos, a los títulos de propiedad.

Fernando recordó que se instaló con su familia en ese sector de tomas del barrio Nahuel Hue porque enfrentaba una situación difícil. “Teníamos un alquiler y no podíamos pagarlo”, explicó. “Cuando vinimos les compramos a las personas que habían tomado. Era una pieza con un piso de cemento, las paredes eran placas (de osb), en pleno invierno y agarrate”, rememoró.

“Eramos cuatro en una pieza de tres por tres. Pero como toda familia uno se va superando y va construyendo y a uno le gustaría tener un título de propiedad porque no es lo mismo tener un papel en la mano”.


La Municipalidad no tiene tierras como para hacer loteos sociales, explicó el presidente del Instituto de Tierra y Vivienda. Por eso, dijo que buscan acuerdos con privados.


Solo el 8% de los adjudicatarios paga


El presidente del Instituto Municipal de Tierra y Vivienda para el Hábitat Social, Javier Giménez, dijo que solo tienen un 8 por ciento de recupero de los lotes sociales que el organismo vendió a cientos de familias de Bariloche.

Opinó que la baja cobrabilidad de las cuotas se explica por la “crisis económica impresionante” que viven amplias franjas de la población local. Recordó que la mayoría de los lotes se adjudicaron a familias con alta vulnerabilidad social. “Algunos nunca pagaron”, sostuvo.

Giménez dijo que actualizaron el valor de la tierra de los lotes sociales. Hoy, el metro cuadrado cuesta 1.000 pesos. Por eso, un lote de 200 metros cuadrados se adjudica a un valor de 200.000 pesos, a pagar hasta en 10 años.

Dijo que los adjudicatarios de los últimos terrenos entregados tienen que pagar una cuota de entre 4.000 y 5.000 pesos.

Contó que en Nahuel Hue de los 1.350 lotes entregados unas 200 familias pagaron. “Pero quedan 1.100 terrenos por cobrar”.

Mencionó que hay adjudicatarios que piden pagar los lotes al mismo valor de cuando se le otorgó hace muchos años. “No pagaron nunca y se enojan cuando le actualizamos el monto del lote”, explicó Giménez.

Recordó que desde el Instituto hicieron un relevamiento y de 1.600 casos de personas se anotaron para acceder a un lote social, 600 explicaron que ya no podían pagar el alquiler”.

El dato

1.350
lotes del barrio Nahuel Hue, ubicado en la zona sur de la ciudad, se tienen que traspasar al dominio del Municipio de Bariloche.

SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Bariloche pondrá en marcha un plan para regularizar lotes sociales