Bariloche reactiva una parte de la obra privada

La municipalidad abrió un registro para los casos de terminación y trabajos en los que haya riesgos. Mientras tanto analiza cómo se regresará a la actividad.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

Para tramitar la autorización de la obra de una casa, se demora 6 meses  en la municipalidad de Bariloche. Archivo

Para tramitar la autorización de la obra de una casa, se demora 6 meses en la municipalidad de Bariloche. Archivo

La municipalidad de Bariloche analiza habilitar obras particulares puntuales, las que signifiquen riesgo para las familias por ser edificaciones en el lugar de residencia pero que al mismo tiempo reactiven la economía del sector de la construcción.

La obra privada está prohibida y solo se permitió el trabajo en obras públicas desde que se inició el aislamiento preventivo y obligatorio, el 20 de marzo. Pero en Bariloche la construcción privada sostiene al sector y especialmente genera fuentes de trabajo.

La crisis golpea fuerte a los obreros de la construcción y albañiles. Se estima que el 70% está sin trabajo.

La medida en principio no habilita las construcciones sino que establece un camino más largo y controlado que derivará en ese objetivo.

Para eso, se instrumentó un registro online en el cual la persona que tiene una obra en construcción en marcha debe completar las características de esa obra, si convive con personas que residan en el lugar o genera riesgo para la vía pública o linderos, cuánto tiempo estima que demandará concluirla y cuántas personas trabajarían.

El municipio considera esas obras como “de riesgo”, según reza en la planilla y evalúa la urgencia de concluir esas construcciones aun en cuarentena.

La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Urbano analizará los datos y evaluará cada caso.

Pablo Bullaude, titular del área, graficó que por ejemplo a una familia le faltan colocar tres chapas en el techo para terminar un espacio y otros necesitan instalar una ventana. Ese tipo de tareas menores, serían autorizadas de inmediato.

En paralelo, el municipio implementó un sistema online de gestión de obras privadas que permite hacer una carga y seguimiento de los expedientes. El intendente Gustavo Gennuso anunció esta medida días atrás en videoconferencia y dijo que se trata de llevar soluciones para poder avanzar en estos trámites. El objetivo es que puedan iniciarse las obras una vez que se levante la restricción.

Este sistema de gestión está orientado a las obras de mayor envergadura y que son tramitadas por arquitectos.

El municipio recordó que está prohibida la actividad y admitió que detectó obras en curso que violan el aislamiento obligatorio. Advirtió que para garantizar el cumplimiento de lo establecido por el Estado Nacional dispondrá la salida de inspectores para constatar que las obras permanecen detenidas, caso contrario se infraccionará y se comunicará a las fuerzas federales.


Comentarios


Bariloche reactiva una parte de la obra privada