Bariloche: suspendieron un juicio por un homicidio y hubo polémica

El tribunal resolvió por mayoría no iniciar el debate porque se dieron cuenta de que el STJ aún tiene que resolver un recurso que presentó la defensa del coautor condenado por el homicidio de Franco Gavilán. Advirtieron que ese fallo aún no está firme. Hubo indignación de familiares y amigos que habían viajado desde El Bolsón. 



Estaba todo dispuesto para iniciar el juicio, pero a último momento se suspendió. (Alfredo Leiva)

Estaba todo dispuesto para iniciar el juicio, pero a último momento se suspendió. (Alfredo Leiva)

Durante meses, Selva Gavilán y su familia se prepararon para enfrentar el segundo juicio contra Emilio Ismael Aguilar, que está imputado por el homicidio de su hermano, Franco. La joven salió esta mañana a las 7 desde El Bolsón y viajó hasta Bariloche, con grandes expectativas, para asistir a la primera audiencia, porque es querellante en la causa. Sin embargo, el juicio se suspendió al mediodía.

La decisión del tribunal fue dividida. Los jueces Héctor Leguizamón Pondal y Rubén Marigo votaron este jueves al mediodía por suspender el juicio porque advirtieron que hasta tanto no quede firme la sentencia que condenó a Adrián Javier Matlaszuk a 12 años de prisión como coautor del homicidio, agravado por el uso de arma de fuego, de Gavilán, no se puede iniciar otro juicio contra Aguilar, que había sido absuelto en ese fallo.

Los jueces explicaron que el Superior Tribunal de Justicia (STJ) de la provincia tiene que resolver primero el recurso extraordinario federal, que la defensa de Matlaszuk presentó contra la sentencia de la Cámara Criminal Primera de Bariloche que lo condenó el 22 de noviembre de 2017.

Los jueces del tribunal Héctor Leguizamón Pondal (izquierda) y Rubén Marigo (derecha) votaron por suspender el juicio. Gregor Joos (centro) se abstuvo. (Alfredo Leiva)

Según la acusación fiscal, Aguilar agredió la tarde del 27 de enero de 2017 a Gavilán, en el paraje Mallín Ahogado. Aguilar estaba acompañado de su hijastro, Matlaszuk.

Gavilán sacó un cuchillo para enfrentarlo, pero Aguilar tenía un arma blanca enorme y Gavilán optó por huir. Los agresores salieron en persecución de Gavilán. En plena corrida, Matlaszuk extrajo un arma de fuego y efectuó al menos tres disparos contra Gavilán. Uno de los proyectiles dio en el cuello de la víctima, que murió por la grave hemorragia cuando era trasladado hasta el hospital de El Bolsón. Tenía 23 años.

Los sospechosos fueron detenidos después. Fueron juzgados en noviembre de 2017 como coautores del homicidio de Gavilán. Sin embargo, el tribunal condenó sólo a Matlaszuk y absolvió a Aguilar.

La fiscalía y la querella impugnaron el fallo y el STJ en agosto de 2018 anuló parcialmente la sentencia del tribunal barilochense y ordenó hacer un nuevo juicio contra Aguilar.

Ayer, el defensor particular de Aguilar advirtió al tribunal sobre la situación procesal de Matlaszuk. El fiscal Martín Lozada no estaba de acuerdo con suspender el juicio. El abogado por la querella Edgardo Manosalva adhirió a la postura de la defensa, que proponía esperar la sentencia del STJ sobre el recurso extraordinario federal y aplazar el juicio contra Aguilar.

El imputado Emilio Ismael Aguilar (a la izquierda) escuchó atento los planteos de sus defensores particulares. (Alfredo Leiva)

Los jueces tuvieron que retirarse a deliberar por más de media hora y hacer las consultas de urgencia ante el STJ, en Viedma, sobre el estado de la causa.

En ese cuarto intermedio, Víctor Albornoz, de la organización de familiares víctimas de hechos violentos de la Comarca Andina, cuestionó porqué el tribunal o la fiscalía no había averiguado bien la situación procesal de la causa antes de fijar el inicio del juicio para evitar esta desagradable sorpresa.

Aseguró que les costó mucho trabajo contactar a los testigos, convencerlos para que vuelvan a declarar después de tanto tiempo, y además viajar desde El Bolsón hasta Bariloche para declarar en el juicio.

Pero la mayoría del tribunal optó por aplazar el juicio para evitar “un escándalo jurídico”, es decir, que haya dos sentencias contradictorias sobre un mismo hecho.

Leguizamón Pondal y Marigo señalaron que para no vulnerar el debido proceso y el derecho de defensa la mejor opción era suspender el juicio contra Aguilar. Además, advirtieron que juzgarlo en este momento, sin tener una sentencia firme de Matlaszuk, representa un riesgo porque se podría declarar la nulidad de todo lo que se haga. El tercer integrante del tribunal, Gregor Joos, se abstuvo de votar sin fundamentar su posición.

Familiares atentos a lo que pasaba hasta que les informaron de la suspensión del juicio. (Alfredo Leiva)

Apenas se escuchó en la sala que el juicio se suspendía, hubo profundo descontento entre familiares y amigos de la víctima, que habían viajado desde El Bolsón. “¡Es una vergüenza!”, gritaron. “¡Jugaron con la voluntad de la gente!”, afirmó, indignado, Albornoz. “La verdad que no dan ganas de venir”, sostuvo.

Selva Gavilán lloró amargamente al enterarse de que el juicio por el homicidio de su hermano se suspendió. (Alfredo Leiva)

Mientras el público desalojaba la sala, Selva trataba de secarse las lágrimas. Su amargura le impedía hablar. Durante 16 meses había luchado en silencio para que Aguilar se sentara una vez más en el banquillo de los acusados. Pero tendrá que seguir esperando.


Comentarios


Bariloche: suspendieron un juicio por un homicidio y hubo polémica