Barrio Confluencia: “la promesa”

Neuquén

Fuimos testigos durante estos últimos veinte años del gran crecimiento que la ciudad de Neuquén ha tenido. Esperanza de muchas familias, sueños cumplidos gracias a las importantes fuentes de trabajo cada vez más florecientes, ayudadas por Vaca Muerta, hicieron de Neuquén una promesa de progreso y desarrollo.


La deficiente infraestructura y casi nula planificación se volvió demasiado notoria. No pudo ni puede aún estar a la altura del ritmo del crecimiento urbano de esta población.


El barrio Confluencia desde sus orígenes ha sido un desafío permanente para quienes nos gobiernan. Aun hoy lo sigue siendo, no pudiendo encontrar alternativas que satisfagan las grandes necesidades que allí se albergan.


La toma de calle Obreros Argentinos y Boer es la muestra fehaciente de este desborde. Refugiados en el pedido de una vivienda digna, lejos está ese lugar de serlo. Un predio donde contiene una planta de bombeo cloacal, con tierras inundables, con un canal contaminado perfecto para la proliferación de enfermedades, pareciera ser la nueva “promesa” de muchas familias que allí dicen reclamar sus derechos, de las cuales muy pocas se detecta tener la necesidad real.


El resto, oportunistas del momento.
Es lamentable ver que durante tantos años ninguno de nuestros representantes pudo llevar a cabo acciones concretas para dar respuestas a tantas necesidades de este barrio: pobreza, mayores indices de violencia de género, delincuencia, ausencia de instituciones educativas.


Ningún representante pudo llevar a cabo acciones concretas para dar respuestas a tantas necesidades: pobreza, violencia de género, delincuencia…



¡Miren si no pudiesen concretar un proyecto que dé respuesta a alguna de estas dificultades y llevarse los laureles de semejante logro!
Vecinos de esta misma ciudad nos unimos preocupados ante la indolencia de las autoridades responsables (cualesquiera sean) para dar respuesta definitiva a esta situación de toma de un predio indigno para vivir.
Esto no es espacio propicio para vivienda digna, no es el lugar donde debieran crecer niños y familias enteras, necesitadas. Nuevamente no garantizan la infraestructura necesaria para una urbanización que crece diariamente y a pasos agigantados.


El barrio Confluencia no posee iluminación de calles adecuada, limpieza ni repaso de las mismas, no cuenta con servicio de transporte, ni camión regador… y ahora suma un foco más de concentración urbana que dejará aún más expuestas estas deficiencias. ¡Respuesta por favor!
Solo pedimos a nuestros gobernantes que cumplan con su deber de trabajar.

María Paula Urquiza
DNI 29.159.491
Griselda Nievas
DNI 28.733.920
Mariana Pastorutti
DNI 28.180.625
Mariana Peludero
DNI 23.912.871
Ignacio Ghiara
DNI 30.075.704


Comentarios


Barrio Confluencia: “la promesa”