Benavides disfruta de su conquista en el Dakar

El argentino lideró un notable doblete del equipo Honda, que lo metió en la historia de la legendaria prueba.

Kevin Benavides se metió en la historia grande del Dakar y lo disfrutó en la premiación. Gentileza.

Kevin Benavides hizo historia al convertirse en el primer latinoamericano en ganar el Rally Dakar en la categoría de motos, la más exigente de legendaria prueba, en una edición muy especial para los argentinos porque el otro campeón fue Manuel Andújar en cuatriciclos

Los libros de historia del Dakar recibieron por primera vez un participante argentino entre los ganadores de motos en la edición 2021. En las 42 ediciones celebradas antes, nunca un sudamericano había logrado alzarse con el Touareg en esta compleja categoría.

Benavides, de mirada intensa y pelo teñido de claro, lidereó el primer doblete de Honda desde 1987 junto a Ricky Brabec, quien fue el campeón de la pasada edición de la prueba.

Su trayectoria comenzó cuando, con apenas cuatro años, su padre Norberto le enseñó a andar en moto. Desde entonces, “la pasión, la garra y la perseverencia” fueron sus compañeras de viaje, según su progenitor.

Formado en el enduro argentino, no dio el salto a Europa hasta que con 21 años se licenció en Administración de Empresas, condición decisiva que le puso su padre para poder perseguir su sueño sobre dos ruedas.

Después de ser cuarto en el Mundial de Enduro Junior en 2012, algo inédito en Latinoamérica, en 2015 decidió dar el salto a los rally y logró estar entre los cuarto mejores en el OiLibya de Marruecos. Su estreno en el Dakar 2016 con Honda fue toda una sensación, al colarse en el Top 5, demostrando que tenía un enorme talento.

Aunque se perdió la edición 2017 por una lesión de última hora, en 2018 quedó segundo y en 2019 repitió en el Top 5 después de un reclamo por una sanción que tardó meses en resolverse.

Tanto desde el equipo Honda, como desde su entorno, destacan la capacidad de trabajo que tiene Benavides, ya sea encima de la moto o en el gimnasio, donde llegó a hacer “5-6 horas diarias” en 2020 a pesar delCoronavirus9, “como si la prueba fuese mañana”.

El propio piloto argentino aseguró al terminar la prueba en Yeda que pocos sabían los sacrificios que tuvo que hacer para lograr su sueño de ganar el Dakar.

Kevin lideró el histórico doblete que consiguió Honda. Gentileza.

“Me cuesta hablar, pero estoy muy feliz, realmente es mi sueño y ahora pude lograrlo. Hace muchos años que llevo buscándolo y pocas personas saben lo que uno tiene que entrenar, sacrificarse y dejar cosas por algo como esto, como este momento. La alegría es tan grande que por eso lloro. Gracias a todos los que me dieron fuerzas y me ayudaron en este momento”, fueron las primeras palabras del nuevo rey del Dakar.

Benavides tuvo en Sam Sunderland a uno de sus principales rivales.

Kevin Benavides es parte de la historia del Dakar y todavía tiene nuevos capítulos que escribir en la prueba más dura del mundo.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Benavides disfruta de su conquista en el Dakar