Bolsonaro habilita a los militares a celebrar el golpe de 1964

La ex presidenta Dilma Rousseff había prohibido cualquier reivindicación del golpe. La última dictadura militar en Brasil que dejó más de 400 desaparecidos.



El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, habilitó a las Fuerzas Armadas y al Ministerio de Defensa a celebrar el 31 de marzo como fecha festiva en conmemoración del inicio de la dictadura militar que duró desde 1964 hasta 1985.

El presidente no considera al 31 de marzo de 1964 un golpe militar, sino que la sociedad civil y los militares, percibiendo el peligro que vivía el país en aquel momento, se unieron para re colocar el rumbo”, dijo el vocero presidencial, el general Otavio Rego Barros.

“Sin eso tendríamos un gobierno que no sería bueno para nadie”, apuntó en declaraciones a los periodistas.

Bolsonaro “ya determinó al Ministerio de Defensa que haga las conmemoraciones debidas en relación al 31 de marzo de 1964, incluyendo una orden del día”, agregó.

Los comandantes podrán realizar los actos que “consideren dentro de sus respectivas guarniciones”, respondió el vocero presidencial acerca de qué tipo serán las conmemoraciones.

La decisión de Bolsonaro revierte a la dispuesta en 2011 por la entonces presidente Dilma Rousseff, ex presa política y torturada por 22 días seguidos durante el régimen militar, quien había prohibido cualquier reivindicación del aniversario del golpe de 1964.

Además despertó el rechazo de familiares de los más de 400 desaparecidos durante el último régimen militar brasileños.


Comentarios


Bolsonaro habilita a los militares a celebrar el golpe de 1964