Bosques autorizó el apeo de cipreses por “riesgo temido”

La municipalidad aclaró que la tala no tiene relación con el proyecto de urbanización en estudio y que el permiso de Bosques fue informado a los denunciantes del volteo.



1
#

2
#

Fotos e imagenes: Gentileza

MEDIOAMBIENTE

La Secretaría de Desarrollo Estratégico salió al cruce de la denuncia realizada el viernes por la Asociación Civil Árbol de Pie y aclaró que la tala de cipreses en el barrio Montelindo fue autorizada por la Dirección Provincial de Bosques debido al riesgo que presentaban para pesonas y propiedades 22 ejemplares que estaban muertos en pié o enfermos.

Árbol de Pie denunció el apeo de árboles en el “cipresal integro y maduro” del barrio Montelindo, último enclave boscoso dentro del faldeo urbanizado del cerro Otto sobre el que pesa un proyecto de subdivisión, y criticó la falta de respuesta del municipio a la impugnación del loteo.

La organización recordó que el 6 de diciembre del año pasado impugnó la aprobación del planteamiento urbanístico para subdividir la parcela creando unidades funcionales de 600m² en con firmes argumentos que hasta el momento no fueron atendidos por el municipio.

En contrapartida, Desarrollo Estratégico informó que el martes recibió la denuncia por apeos en ese lote y de “manera inmediata” organizó, delante de los mismos denunciantes -integrantes de la ong- una inspección conjunta con la Subsecretaría de Medio Ambiente y la Dirección de Bosques de la Provincia.

Ya en el lugar verificaron que se trataba de apeos autorizados por Bosques, mediante el permiso 7715 emitido el 10 de marzo pasado por “daño temido”. La Secretaría destacó que “los apeos sobre los que realizan las denuncias no solamente fueron autorizados por la autoridad de aplicación en la materia, sino que nada tiene que ver con el expediente de obra que se encuentra en evaluación, oportunamente presentado en la municipalidad”.

Junto con la aclaración, el Ejecutivo difundió le permiso de apeo emitido por Bosques en el que se establece que “se autoriza la extracción a ras de suelo de 22 cipreses de la cordillera por mortandad en pie y por encontrarse todos los ejemplares ubicados a pocos metros de viviendas vecinas”.

El documento detalla que los ejemplares identificados, “se encuentran muertos en pie la mayoría, y otros muy afectados por la enfermedad “mal del ciprés”, defoliados en un 50 por ciento o más con las hojas cloróticas y con secamientos de fustes visibles”. Los 22 cipreses “presentan riesgo de caídas inminentes ante los fuertes vientos predominantes del oeste en dirección a las viviendas y terrenos vecinos”.

En un parte de prensa difundido este fin de semana, el municipio agregó que la Subsecretaría de Medio Ambiente realizó otra inspección en el mismo lote, ubicado a 6,700 kilómetros del casco urbano, y constató que no había trabajos relacionados propuesta urbanística del propietario.

En el procedimiento realizado el miércoles 19, a partir de la denuncia de un vecino, se observó “la caída de al menos 10 ejemplares de ciprés de gran porte, a causa de los fuertes vientos registrados en la ciudad en los días de enero”, que también estaban afectados por el “mal del ciprés”

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


Bosques autorizó el apeo de cipreses por “riesgo temido”