Buenos Aires: drogas, armas, explosivos y 18 detenidos en un megaoperativo

El procedimiento se realizó en la villa 1-11-14 por la madrugada. Allanaron unas 95 casas del asentamiento.

Dieciocho personas, entre ellas la suegra del capo narco peruano Marco Estrada Gonzáles, alias “Marcos”, fueron detenidas en la villa 1-11-14 del Bajo Flores porteño, en un megaoperativo con 2.200 mil agentes de la Gendarmería Nacional, la Policía Federal y la Policía de la Ciudad.

En el marco de 95 allanamientos ordenados por el juez federal Sergio Torres, se secuestraron unos 503 kilos de marihuana (400 dosis listas para la venta), 50 kilos de cocaína, 5 mil dosis de paco y 400 gramos de pasta base, así como armas de fuego y explosivos, se informó oficialmente.

El jefe de la Policía Federal, comisario general Néstor Roncaglia, aseguró que “Marcos” seguía manejando la venta de droga en la zona y por ello fue allanada la cárcel de Ezeiza donde se encuentra alojado.

Según Roncaglia, quien estuvo en el lugar con la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, entre otros, la suegra de “Marcos” ocupó su lugar (en la organización narcocriminal) cuando lo detuvieron a él y a su esposa.

También se allanó el penal de mujeres de Marcos Paz en el que está recluida Silvina Salazar, la esposa del narco, bajo la sospecha de que es otra de las líderes.

Efectivos de Gendarmería y de la Policía de la Ciudad irrumpieron en otro sector de la villa, manejado por “La banda de los Paraguayos”, y detuvieron a dos de sus cabecillas.

En tanto, un millar de agentes de Policía Federal y 300 de la Policía de la Ciudad entraron al “barrio de los peruanos”, donde detuvieron a 13 personas.

También se incautaron de varias armas de fuego, entre ellas una pistola Ballester Molina, otra calibre 45, una pistola 9 milímetros, otra 357, dos escopetas (una 12.70), dos ametralladoras y una granada en condiciones de estallar.

Por otra parte, en forma simultánea, unos mil efectivos de distintos grupos especiales de Gendarmería Nacional realizaron unos 35 allanamientos en la misma villa del Bajo Flores, en el sector de los paraguayos, y detuvieron a dos líderes de una red de narcos que opera en el lugar.

Los uniformados secuestraron además modernos explosivos con mechas y detonadores.

Según los informantes, el operativo en el sector de los paraguayos tendría vinculación con un hecho cometido el 13 de abril pasado, cuando cuatro jóvenes de esa nacionalidad, tres de ellos hermanos, fueron acribillados a balazos dentro de un auto en un el interior del asentamiento.

Los cuerpos pertenecían a tres hombres y una mujer, de entre 19 y 30 años, y presentaban más de treinta disparos.

Los investigadores sospecharon desde un primer momento que el cuádruple homicidio tenía el sello del narcotráfico que opera dentro del asentamiento del Bajo Flores y que le disputa el poder a “La banda de los peruanos”.

La ministra Bullrich destacó que “este procedimiento forma parte de una estrategia conducida por el presidente Mauricio Macri para proteger a la gente humilde que sale a trabajar, a estudiar y queda como rehén de estas bandas de narcotraficantes”.

Aseguró además que “formamos un equipo entre Nación y Ciudad para llevarles más libertad a los vecinos”.


Comentarios


Buenos Aires: drogas, armas, explosivos y 18 detenidos en un megaoperativo